Eficaz remedio de pomelo o toronja para dejar de fumar


Hoy día existen muy pocas dudas sobre los graves problemas de salud que podemos sufrir si fumamos; un hábito muy poco saludable que, aunque ha bajado en proporción a décadas pasadas, sigue estando en unas cifras muy elevadas, causando enfermedades graves e incluso la muerte a millones de personas cada año.

Existen numerosas teorías sobre cuál es la mejor forma para dejar de fumar, pero lo único cierto es que la clave es la fuerza de voluntad. Cuanto más días pases sin fumar, mejor te empezarás a sentir, hasta que llegue un momento en el que ni siquiera te acuerdes del cigarrillo.

Hace unos meses vimos como el gingseng o la pimienta de cayena podían convertirse en nuestros mejores aliados para dejar de fumar. Hoy vamos a descubrir cómo el pomelo o toronja puede ayudarnos eficazmente a renunciar al cigarro, contribuyendo a que sea una labor mucho más sencilla y totalmente natural.

Cómo dejar de fumar con pomelo

Propiedades del pomelo

Debido a su amargor, el pomelo o toronja es un alimento que se consume muy poco, sin embargo, posee grandes propiedades que lo convierten en una fruta muy saludable.

Entre sus cualidades podemos destacar su alto contenido en vitamina C, gran antioxidante natural que refuerza nuestras defensas; su poder diurético y activador de la digestión, así como sus propiedades estimulantes de la función hepática, muy útil para la desintoxicación del hígado.


Por otro lado, su sabor y olor amargo, contribuye al rechazo del cigarrillo, favoreciendo así nuestro objetivo de dejar de fumar.

Cómo elaborar el remedio

Para conseguir dejar de fumar empleando pomelo tenemos dos opciones, aunque por las propiedades de esta gran fruta, recomiendo que llevemos a cabo ambas: beber diariamente zumo de pomelo y elaborar una sencilla loción repelente del cigarro.

Elaborar el zumo de pomelo es tan fácil como exprimir diariamente un pomelo (o medio si lo prefieres) y endulzar con un poco de miel si no eres capaz de tomarlo solo.

Loción casera de pomelo: Exprime el jugo de medio pomelo y viértelo en un recipiente junto con una cucharadita de orégano, una cucharada grande infusión de manzanilla, otra de aceite de oliva y una más de aceite de jojoba o de coco (el que tengas). Remueve bien todos los ingredientes y vierte la mezcla en uno o varios frascos cerrados y pequeños que puedas llevar contigo a todas partes.

Cada vez que sientas la necesidad de fumar, acércate el frasco a la nariz o aplícate un poco de loción justo debajo de la nariz.


Remedio muy útil que puede ayudarte a dejar de fumar naturalmente. Pruébalo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!