Remedios caseros para frenar la caída del cabello


La caída del cabello puede tener orígenes muy distintos, desde el estrés que vivimos día a día en un mundo cada vez más saturado, hasta genética, desequilibrios hormonales o exposición continuada a agentes que pueden afectar a la calidad y fortaleza de nuestro cabello, como los tintes, el secador o la contaminación del aire.

Uno de los suplementos más populares para tratar la alopecia es la cistina, un aminoácido de nula toxicidad que sintetizamos en nuestro propio organismo y entre cuyas propiedades destaca la de ser un excelente regulador natural del sebo de nuestra piel y fortalecer nuestro cabello, siendo así muy indicada para tratar problemas de caída del cabello, caspa y acné, entre otros.

Si quieres olvidarte definitivamente de este problema, aplícate alguno de los siguientes remedios caseros, que junto con una buena alimentación y un estilo de vida más saludable, te ayudarán a combatir la alopecia de forma natural.

Cómo frenar la caída del cabello de forma natural

Té verde

Las potentes propiedades antioxidantes del té verde favorecen el crecimiento y fortalecimiento de nuestro cabello, siendo muy recomendable para tratar la alopecia.

Para beneficiarnos de sus propiedades vamos a preparar una infusión doble de té verde (dos bolsitas por cada taza de agua) y aplicarla mediante un pequeño masaje sobre el cuero cabelludo, dejándolo actuar durante una hora antes de ser enjuagado y posteriormente lavado con nuestro champú habitual.

Aloe vera

La aplicación regular de aloe vera sobre nuestro cuero cabelludo nos ayudará a frenar la caída del cabello y aliviar los picores de la caspa de forma natural.

Para utilizarla como remedio basta con extraer una cucharada de pulpa de aloe, machacarla con un tenedor y aplicarla sobre el cuero cabelludo como si se tratase de un champú, dejándola actuar de cuarenta minutos a una hora, repitiendo el proceso al menos tres veces por semana.

Jugo de cebolla


La cebolla posee grandes propiedades para nuestra salud, razón por la cual la empleamos en la elaboración de todo tipo de remedios: para subir las defensas bajas, tratar las bronquitis, curar las heridas o combatir el asma, entre otros.

El azufre es un mineral que se encuentra en gran proporción en la cebolla y entre cuyas propiedades destaca la de mejorar la circulación sanguínea. Mejorando el riego sanguíneo, mejora también la salud y fortaleza de nuestro cabello, contribuyendo de esta manera a reducir su pérdida.

Para emplearlo como remedio extraeremos el jugo de una cebolla con ayuda de una licuadora y nos lo aplicaremos sobre el cuero cabelludo dejándolo actuar durante media hora. Pasado ese tiempo enjuagamos y nos lavamos el pelo como de costumbre. Repetir el proceso dos o tres veces por semana.


Remedios sencillos y saludables para tratar la caída del cabello. ¿Los compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!