Nutrición: Reconocer un pollo fresco

Saber reconocer si un alimento es fresco o no puede parecer complicado, pero es más sencillo de lo que parece, además de muy necesario si queremos evitar gastar dinero en productos que ya no son aptos para el consumo.


Ya aprendimos en otro artículo anterior a reconocer si un pescado es fresco, y hoy le toca el turno a la carne más consumida del mundo, la de pollo. El color de la piel y el olor nos van a dar muchas pistas sobre su estado; no te pierdas el siguiente vídeo explicativo para aprender más sobre el asunto:



En colaboración con la Fundación Española del Corazón


¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!