Remedios caseros para aliviar la sensibilidad dental

cómo curar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es un problema muy frecuente que se caracteriza por un dolor más o menos intenso y punzante cuando tomamos alimentos que están muy fríos o calientes.

El origen de este problema puede ser variado, aunque destaca principalmente la pérdida de esmalte dental así como una sensibilidad extra después de algún tratamiento, como pudiese ser una limpieza bucal, o algún tipo de lesión.

Si este problema es persistente deberíamos acudir al dentista, pero si salgo puntual podemos hacer uso de un gran número de remedios que nos ayudarán a aliviar este dolor de forma fácil y natural.

Cómo aliviar la sensibilidad dental

Enjuagues con bicarbonato de sodio

Una forma muy sencilla de mejorar nuestra salud bucodental consiste en aprovechar los grandes beneficios que el bicarbonato de sodio puede aportarnos. En el caso de la sensibilidad dental podemos elaborar un sencillo enjuague bucal para combatirla; para ello basta con agregar una cucharada de bicarbonato al vasito con agua y realizar un enjuague con eso está mezcla tres veces al día.

Frotes con aceite de canela

Esta solución es especialmente útil cuando hemos comido algo que nos ha provocado sensibilidad dental. Basta con empapar un trozo de algodón en aceite de canela y frotarlo sobre los dientes doloridos. Hazlo cada vez que sufras sensibilidad dental.

Gárgaras con sal

Una variante también sencilla del enjuague con bicarbonato es emplear sal, ya que sus grandes propiedades limpiadoras nos ayudarán a reducir la presencia de bacterias y a combatir otros problemas tan comunes como el mal aliento.


Mezcla una cucharada de sal y medio vaso de agua y realiza gárgaras con esta mezcla dos veces al día.

remedios para los dientes sensibles

Clavo de olor

El clavo es un remedio muy eficaz para aliviar el dolor de muelas, pero también lo es para tratar los problemas de sensibilidad dental. Su gran poder antibacteriano nos ayuda eliminar las bacterias de la boca así como neutralizar los malos olores, por lo que es muy útil también para combatir el mal aliento.

Cada vez que sufras dolores intensos provocados por la sensibilidad dental mastica algunos clavos de olor o fruta su aceite esencial si es que lo tienes. El alivio es inmediato.


Consejos para tratar la sensibilidad dental

- Evita los refrescos y bebidas con burbujas, los alimentos procesados y los ricos en azúcares, como las chucherías o gominolas; este tipo de comida favorece la erosión del esmalte, la inflamación y la infección dental.


- Utiliza cepillos de cerdas suaves. Este tipo de cepillo nos ayuda mantener una boca limpia pero de una forma mucho menos agresiva para los dientes y las encías, por lo que está especialmente recomendado si sufres problemas como la gingivitis o la sensibilidad dental.

0 comentarios: