Cómo combatir el bruxismo de forma fácil y eficaz


¿Te levantas con frecuencia con dolor de mandíbula? Tal vez sufras de bruxismo, un trastorno más habitual de lo que pensamos y que suele traer aparejado otra serie de síntomas, como dolores de cabeza más o menos intensos, mareos y e incluso zumbido en los oídos. ¿La causa? dormir con la mandíbula muy apretada o rechinando los dientes.

Es normal que en ciertos momentos del día apretemos nuestra mandíbula más de la cuenta, pero cuando esta situación se prolonga durante toda la noche, los efectos se dejan notar al día siguiente debido a la tensión a la que han estado sometidos los músculos de la mandíbula durante todo el sueño.

Entre las causas más comunes detrás de este problema están, como tantas otras veces, el estrés y el insomnio, ya que éste último no hace más que aumentar nuestro nerviosismo ante la imposibilidad de quedarnos dormidos, lo cual hace que a su vez siga aumentando nuestro estrés.

Consecuencias del bruxismo

Si no tratamos este problema correctamente, es muy normal que de origen a otros trastornos como desgaste de los dientes, dolor de cabeza crónico (jaquecas y migrañas), desviación de la mandíbula, problemas en el sistema nervioso y trastornos digestivos de todo tipo.

Soluciones naturales contra el bruxismo

Ejercicios para la mandíbula

1. De lado a lado: desplaza la mandíbula inferior despacio hacia un lado. Mantén la posición durante 10 segundos y desplázala hacia el lado contrario. Repite 10 veces.


2. Abrir la boca: abre la boca y manténla abierta durante 5 segundos. Ciérrala durante otros 5 y vuelve a repetir 10 veces más.

3. Mentón al pecho: Estira las cervicales llevando tu mentón al pecho despacio. Hazlo 15 veces.

Remedios caseros

1. Prepárate cada noche antes de acostarte una deliciosa y relajante infusión de tila, melisa y/o valeriana. Te ayudará a calmar los nervios y conciliar mejor el sueño.

2. Combate tu estrés priorizando las tareas que tengas que realizar en el día y practicando yoga o meditación. ¡Te cambiará la vida!


3. Aumenta el consumo de alimentos ricos en calcio y magnesio, muy necesarios para combatir el desgaste de los dientes y mejorar nuestro maltrecho sistema nervioso.

Si pones en práctica estos ejercicios y remedios que compartimos verás como mejoran los síntomas en mucho menos de lo que esperas. ¡Ponte a trabajar en ello!

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!