Tratamiento con limón para limpiar el hígado y tratar el hígado graso

cómo limpiar el hígado con limón

Debido a la gran cantidad de tareas a las que el hígado se ve expuesto diariamente, este órgano es uno de los principales afectados por nuestra mala alimentación, el estrés así como las sustancias nocivas y contaminantes externos que entran en nuestro cuerpo.

Mantener un hígado sano y funcional es clave para gozar de buena salud. Gracias a ello disfrutaremos de digestiones menos pesadas, una sangre más limpia y unas defensas más fuertes.

Evitar el alcohol, el tabaco así como llevar una dieta sana y equilibrada puede ser suficiente para mantener un hígado saludable, sin embargo también podemos darle un impulso extra depurándolo de vez en cuando con remedios tan sencillos como el que hoy vamos a conocer.

Beneficios del limón para el hígado

Como ya sabrás, el limón es uno de los mejores alimentos que podemos consumir gracias a sus excelentes cualidades nutricionales y beneficios que aporta a nuestra salud.

Nutre el hígado

Su gran aporte en minerales y vitamina (especialmente la C), nos ayuda a mantener altas nuestras defensas, prevenir el daño celular oxidativo y a mineralizar los tejidos hepáticos. Además de ello nos ayuda a desinflamar el hígado y mejorar los síntomas del hígado graso.

Depura el hígado en profundidad

El limón es un alimento alcalino, lo cual quiere decir que nos ayuda a reducir la acidez y con ello las posibilidades de enfermar, ya que los virus y bacterias requieren de un ambiente ácido para sobrevivir.


El consumo habitual de zumo de limón nos ayuda además a optimizar las tareas de la vesícula biliar, mejorar las digestiones y eliminar las toxinas que día a día se van acumulando en nuestro hígado.

Cómo tratar el hígado graso con limón

Este sencillo tratamiento nos ayudará tanto a reducir la inflamación como a desintoxicar y regenerarar las células hepáticas, por lo que, suframos o no de hígado graso, deberíamos hacerlo de forma regular. Nuestra salud lo agradecerá.

remedio para desintoxicar el hígado

Remedio 1 - Limonada

Cada mañana, aún en ayunas, toma medio vaso de agua tibia con el zumo de dos limones exprimidos. Te ayudará a activar el metabolismo, arrancar las sustancias tóxicas del cuerpo y alcalinizar el organismo.

Si lo pruebas y no te sienta muy bien, puedes probar con el siguiente remedio.

Remedio 2 - Aceite de oliva  y limón

Cada mañana, aún en ayunas, mezcla una cucharada de aceite de limón y otra de aceite de oliva virgen extra. Repite diariamente o a días alternos. Un remedio tan eficaz como el anterior pero más suave. Puedes alternarlos.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!