Tratamientos caseros para curar el estómago sensible

remedios para curar el estómago sensible

El estómago sensible es una dolencia bastante habitual que seguramente hayas sufrido en algún momento de tu vida o incluso lo hagas con mucha frecuencia; una sensación de molestia abdominal y/o malestar digestivo que puede estar provocado tanto por nervios como por algún alimento que nos haya sentado mal o problemas digestivos de cualquier tipo.

El estómago sensible no es más que un síntoma de otro problema de salud, por lo que encontrar su origen resulta clave para poder ponerle solución de la forma más rápida y eficaz posible.

Cuando tenemos gripe, gastroenteritis o gastritis es muy normal que nuestro estómago no se sienta demasiado bien, sin embargo, si esta dolencia es habitual el problema puede tener su origen en otro lugar:

- Hígado graso: El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo y también está implicado en la digestión. Cuando éste se encuentra inflamado o saturado de grasas y toxinas, todo el sistema digestivo se ve afectado de manera directa.

Gastritis nerviosa: Está provocada por el estrés y la ansiedad prolongada en el tiempo, lo que acaba afectando a la digestión.

- Bacteria Helicobacter pylori: Entre sus síntomas principales destaca la sensación de vacío estomacal y/o el escozor constante.

- Intolerancia a algún alimento.

Cómo tratar naturalmente el estómago sensible

Verduras en sopa, al horno o al vapor

La mejor opción para conservar intactas las propiedades de las verduras y favorecer su digestión es comerlas al vapor, una forma muy fácil de prepararlas y que le sentará genial a nuestro estómago.


Otra buena opción es cocinar al horno, especialmente recomendable asar peras y manzanas, frutas deliciosas y muy digestivas. Evita las ácidas.

Consumir más alimentos probióticos

Los probióticos son un tipo de lácteo ricos en bacterias saludables para la flora intestinal, por lo que resultan de gran ayuda para tratar todo tipo de problemas digestivos. Consume más yogures blancos (naturales sin azucarar) y kéfir.

Comer poco y hacer más comidas

En vez de hacer 3 comidas grandes, repártelas en 5 o 6 más pequeñas. Las digestiones serán mucho más ligeras y tu estómago lo agradecerá.

Tomar infusiones digestivas

Las infusiones digestivas nos ayudan a prevenir y eliminar gases, desinflamar el estómago y mejorar la digestión. Puedes usar plantas como la manzanilla, la menta, la salvia, el anís estrellado y el aloe vera.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!