Remedios caseros para aliviar los nervios y la ansiedad

remedios para calmar la ansiedad

La ansiedad es un problema que afecta a cada vez más personas debido al ritmo de vida ajetreado en el que falta tiempo y sobra estrés. Este trastorno psicológico se caracteriza por elevados niveles de estrés y nerviosismo que suele acabar afectando tanto a nuestro físico como a la mente.

La ansiedad puntual, debido a una situación concreta que nos esté causando mucho estrés, es algo bastante normal, sin embargo si ésto se convierte en nuestro estado de ánimo habitual es importante que tratemos de ponerle solución cuanto antes para evitar complicaciones mayores.

Entre las causas más habituales que pueden provocar un estado de ansiedad destacan el estrés, desequilibrios hormonales, el estar pasando por una situación traumática o el consumo de drogas y/o ciertos medicamentos.

En un artículo anterior conocimos varias de las mejores hierbas para calmar los nervios y reducir el estrés, plantas naturales que podemos preparar en infusión y que nos ayudarán a relajarnos y disminuir la ansiedad. Hoy ampliamos esta lista de soluciones caseras con estos excelentes remedios:

Cómo reducir la ansiedad de forma natural

Infusión de lavanda

Esta planta posee excelentes cualidades sedantes que nos ayudan a relajar los nervios y controlar la ansiedad de forma efectiva y natural. Su preparación es igual que la de cualquier otra infusión: hervir un puñadito de lavanda en agua, dejar reposar, colar y endulzar con miel. Si la tomas antes de acostarte te ayudará a conciliar el sueño.

Agua de avena

El agua de avena es una de las bebidas más saludables que podemos preparar en casa; además de ayudarnos a controlar la diabetes, reducir el colesterol o bajar de peso, resulta de gran ayuda a la hora de combatir la ansiedad gracias a su riqueza en vitaminas y minerales que actúan sobre el sistema nervioso.


Vierte en un vaso con agua 5 cucharadas de copos de avena. Deja reposar toda la noche y por la noche viértelo en un recipiente junto con 4 vasos más de agua. Bátelo todo, cuela y toma a lo largo del día.

Batido de plátano y fresas

Además de delicioso, este batido es un poderoso estimulante del cerebro y puede ayudarnos a aliviar la ansiedad de forma sencilla y natural.


Vierte en un recipiente un puñado de fresas, un plátano cortado en varios trozos y una taza de leche de soja o almendras. Bátelo todo y tómalo preferiblemente en la mañana o la tarde.

Baño caliente de aceites esenciales

Tomarnos un baño de agua caliente con algún aceite esencial como el de lavanda, manzanilla, naranjo o jazmín resultan de gran ayuda para rebajar los nervios y la ansiedad provocados por un día estresante. Acompaña el baño con un poco de música relajante y verás lo bien que duermes esa noche.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!