Cómo regular la tiroides y combatir sus trastornos de forma fácil y natural

remedios para controlar la tiroides

La tiroides es una pequeña glándula ubicada en el cuello y cuya principal función es la de producir hormonas. Además de influir directamente sobre la velocidad de nuestro metabolismo, se encarga de producir ciertas proteínas y proporcionar oxígeno a las distintas células de nuestro cuerpo.

Existen dos principales trastornos que pueden afectar a la tiroides, el hipertiroidismo, que sucede cuando esta glándula se vuelve hiperactiva, acelerando el metabolismo y el resto de procesos de nuestro organismo, lo que constituye un verdadero problema para subir de peso; el otro trastorno es el hipotiroidismo, que es el opuesto al anterior, es decir, una ralentización en todos los procesos que tienen lugar en nuestro cuerpo, incluído el metabolismo, por lo que suele venir acompañado de sobrepeso y una gran dificultad para bajarlo.

En un artículo anterior conocimos las señales que nos alertan de problemas de tiroides, así como consejos para tratarla. Hoy ampliamos esta lista con remedios para tratar tanto el hipotiroidismo, como el hipertiroidismo de una forma sencilla y completamente natural.

Remedios para combatir el hipotiroidismo

Té verde, cayena, canela y miel

Las especias son grandes estimulantes del organismo y actúan acelerando el metabolismo, por lo que resulta de gran ayuda para reactivar la tiroides y el resto de procesos orgánicos.

Cómo hacerlo: Vierte en un recipiente una taza de agua y una ramita de canela. Deja hervir durante un par de minutos, retira del fuego, añade la bolsita de té verde y una cucharadita de pimienta cayena. Deja reposar varios minutos, cuela, añade una o dos cucharadas de miel y tómala diariamente con el desayuno.

Infusión de hipérico

El hipérico, también conocido como hierba de San Juan, podemos comprarlo fácilmente en herboristerías y grandes supermercados. Una planta con grandes propiedades antidepresivas que nos ayuda además a combatir el cansancio y el hipotiroidismo gracias a su efecto "hiperactivo".


Cómo hacerlo: Hierve una cucharadita de hierba de San Juan en agua, deja reposar, endulza con miel y tómala cada mañana para activarte.


Remedio para combatir el hipertiroidismo

Jugo de rábanos y limón

Si sufres de tiroides hiperactiva, el rábano puede convertirse en tu mejor aliado ya que nos ayuda a controlar la producción de hormonas.

Cómo hacerlo: Lava muy bien un par de rábanos y pásalos por la licuadora o extractor de jugos para obtener su zumo. Mézclalo a continuación con el zumo de un limón exprimido y un poco de agua si quieres rebajar un poco su sabor.


Tómalo por la mañana durante una semana, descansa otra y vuelve a repetir. ¡Te vendrá genial!

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!