Cómo bajar la fiebre de forma rápida y natural

remedios naturales para bajar la fiebre

La fiebre es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo frente a distintas enfermedades, sin embargo ésta puede volverse en nuestra contra y convertirse en algo peligroso cuando sube demasiado, por lo que es importante que evitemos estas situaciones.

La temperatura media corporal está entre 36 y 37 grados. Cuando sube por encima de los 38 grados y algunas décimas ya puede comenzar a convertirse en un verdadero problema para nuestro bienestar; si sigue subiendo y sobrepasa los 39 puede llegar a ser ya un auténtico problema para nuestra salud, por lo que es bueno que empecemos a poner en práctica algunos de los remedios que hoy vamos a conocer para bajar la temperatura y evitar complicaciones.

Remedios para bajar la fiebre en minutos

Baño de agua fría

La opción más extrema pero sin duda la más eficaz cuando nuestra temperatura corporal se encuentra muy elevada. Date un baño o mejor aún introdúcete durante unos minutos en agua fría o ligeramente tibia; verás como la temperatura baja unas décimas y lo notas.

Paño húmedo en frente y nuca

Una opción menos radical que la anterior pero también bastante efectiva es la de colocar un paño empapado en agua fría en la zona de la nuca y la frente. Cámbialo cuando se ponga caliente por otro nuevo.

Agua y alcanfor

Las pastillas de alcanfor, esas que usamos para evitar que las polillas se coman la ropa, resultan de gran utilidad para bajar la fiebre. Tan sencillo como agregar una pastilla a un recipiente con agua fría y empapar en ella un par de paños que colocaremos en la nuca y la frente.

Láminas de aloe vera

Congela varias láminas de pulpa de aloe vera y colócalas sobre tu frente cuando tengas fiebre. Cámbialas por otras conforme se vayan calentando.

Cebolla en láminas

Corta varias rodajas de cebolla, colócalas en tus pies y ponte los calcetines. Cámbialas cada media hora.

Agua y vinagre de manzana

Mezcla en un recipiente 2 partes de agua por 1 de vinagre de manzana. Empapa un par de paños y cólocalos en frente y nuca. Vuelve a empaparlos cada 10 minutos para evitar que se pongan calientes.

Infusión de manzanilla y tomillo

Elabora una infusión de manzanilla y añádele un poco de tomillo. Tómala tibia.

Consejo final: Siempre es importante, pero cuando tenemos fiebre aún más: hidrátate bastante, ya sea con agua mineral, zumos de frutas naturales o infusiones.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!