Remedios para evitar la sudoración excesiva en las axilas


Muchas son las personas que se quejan de ellos mismos o de sus amigos, familiares o desconocidos en cuanto a temas de sudores nos referimos. Todo el mundo en mayor o menor medida, suda en la zona de las axilas. Hablamos de algo normal, natural y es que nuestro cuerpo tiene que transpirar por algún lado.

A través del sudor, nuestro organismo expulsa del cuerpo las impurezas y todas aquellas toxinas que podamos tener. Sin embargo, una sudoración excesiva puede llegar a suponernos un problema tanto a nivel social como mental.

La cantidad de sudor depende de muchos factores, pero los relacionados con la sudoración excesiva son, sin duda, la alimentación, la genética y los medicamentos que estemos tomando en ese momento. Si sufres de sudoración excesiva en la zona de las axilas no te preocupes, hay muchos remedios caseros naturales para el sudor en las axilas que pueden servirte. Hablamos de productos totalmente naturales que pueden ayudarte a absorber toda esa humedad y toxinas que hacen que las bacterias se instalen en la zona creando problemas físicos y dolorosos como las "golondrinas" y olores poco agradables.

Los desodorantes más conocidos y comerciales están enfocados principalmente a quitar el olor del momento, pero no a tratar la sudoración por lo que necesitamos más que el desodorante, una buena transpiración. A ello vamos con los siguientes remedios:

Cómo evitar la sudoración excesiva de las axilas

Desodorante casero de bicarbonato

- 1 tercio de taza de bicarbonato de sodio
- 7 cucharadas de aceite de coco sin refinar
- 1 cucharada sopera de maicena
- Aceite con el aroma que prefieras, aloe vera, fresas...

 ¿Cómo lo llevamos a cabo?

Primero mezclaremos la maicena con el bicarbonato de sodio para después lentamente agregar el aceite de coco entero e ir batiendo a una velocidad lenta pero constante, ya sea con la mano o con una batidora de mano típica de repostería. Recomendamos esta última opción pues queda más homogénea. Lo dejamos en un bol en el frigorífico para que se solidifique un poco.


Esto sirve a modo de desodorante y por favor, ni se os ocurra usarlo nada más depilaros pues puede irritar la piel de una forma inconmensurable debido al bicarbonato.

Desodorante casero de vinagre y lavanda

Otra opción es hacer un desodorante de vinagre totalmente natural con aroma de lavanda. Para ello, lo que haremos será mezclar 25 gotas de aceite de lavanda en media taza de vinagre y lo dejaremos reposar 1 semana después de agitarlo con una tapa bien hermética. Cuando se mezclen los líquidos sabremos que está listo y lo dejaremos a temperatura ambiente en una zona seca y que no le dé el sol. Cada día que vayas a usarlo tendrás que agitarlo bien para que se vuelvan a unir las dos sustancias.


También el sudor está causado por poros que no dejan transpirar, por lo que unos exfoliantes naturales como el limón con azúcar, el café molido o la sal de mar, hará que si exfoliamos el área durante unas 2 o 3 veces cada semana, tengamos la zona totalmente libre para que nuestro sudor salga y se vaya enseguida.

Como ves, hay muchos remedios para eliminar la sudoración excesiva de las axilas. Todos naturales, caseros y fáciles de hacer así que no te demores más y ponte a ello.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!