13 alimentos que no debes mezclar nunca con medicamentos


Seguro ya sabes que hay ciertas reglas a la hora de tomar algunos medicamentos, pero lo que tal vez no conozcas es que existen alimentos que debes evitar cuando te estás tratando médicamente algún problema o enfermedad. En el artículo de hoy descubriremos varias reglas que nos serán de gran ayuda para no interferir con el buen hacer de ciertos fármacos.

Antes de comenzar la lista me gustaría volver a recordar una vez más la importancia de consultar siempre con el médico o el farmacéutico antes de empezar un tratamiento médico por nuestra cuenta, por inofensiva que pueda parecerte, ya que son los profesionales los que mejor podrán aconsejarte ante cualquier duda sobre tu salud. Dicho esto, pasemos a conocer los alimentos que debemos evitar cuando estamos tomando ciertos medicamentos:

Alimentos que no debes tomar con medicamentos

Analgésicos

Medicamentos con componentes como el ibuprofeno, indicados para reducir la inflamación, los dolores musculares y las cefaleas.

Evita: las bebidas gaseosas.

El ácido carbónico contenido en las bebidas gaseosas incrementan la absorción y concentración de ibuprofeno en la sangre, lo cual tiene un efecto muy negativo sobre nuestros riñones.

Medicamentos contra la hipertensión

Medicamentos como el ramipril, el captopril o enalapril, indicados para bajar la presión arterial y tratar ciertos trastornos del corazón y/o los riñones.

Evita: los alimentos ricos en potasio

Los medicamentos contra la hipertensión aumentan la cantidad de potasio disponible en la sangre, por lo debemos evitar los alimentos ricos en potasio, tales como los plátanos y bananas, la soja, las patatas o las espinacas, ya que pueden interferir en el correcto latir del corazón y favorecer la sensación de ahogo.

Broncodilatadores

Medicamentos con componentes como el salbutamol o la teofilina, indicados para tratar el asma, la bronquitis y otras afecciones de las vías respiratorias.


Evita: los alimentos con cafeína como las bebidas energéticas o el café.

Este tipo de medicamentos estimulan el sistema nervioso, al igual que las bebidas con cafeína, por lo que no es buena idea mezclarlos. Además de ello, la cafeína puede aumentar la toxicidad de la teofilina, por lo que debemos evitarla. No abuses tampoco de la comida muy grasienta, ya que puede provocar un efecto similar a la sobredosis de teofilina.

Antidepresivos

Medicamentos con componentes como la fenelzina, la nialamida o la tranilcipromina, indicados para el tratamiento de la depresión.

Evita: los alimentos ricos en tiramina.

Si estás tomando antidepresivos debes evitar las conservas de carne y pescado, los quesos añejos, los embutidos, así como la carne y los pescados secos, ya que son ricos en tiramina, una sustancia que en contacto con ciertos componentes de los antidepresivos, pueden elevar la presión arterial a niveles críticos.

Medicamentos contra el colesterol

Medicamentos con componentes como la fluvastatina, la pravastatina, la atorvastina, la rosuvastatina o la simvastatina, indicados para reducir el colesterol y tratar enfermedades cardiovasculares y/o la obesidad.


Evita: los cítricos.

Si estás tomando medicamentos de este tipo debes evitar los cítricos (al menos en las horas cercanas a la de la toma), ya que favorecen la absorción de estos componentes, lo cual puede llevar a una sobredosis.

Medicamentos contra la arritmia

Medicamentos con componentes como la digoxina, indicados para tratar arritmias y otros trastornos del corazón.

Evita: el regaliz y los alimentos muy ricos en fibra.

El regaliz, que podemos encontrar formando parte de algunas cervezas, dulces e infusiones, al entrar contacto con la digoxina puede interferir con el ritmo del corazón e incluso provocar infartos, por lo que debemos evitarlo.

Por otra parte, los alimentos muy ricos en fibra, como la avena o el salvado, reducen la eficacia de este tipo de fármacos, por lo que debemos evitarlos o consumirlos, al menos un par de horas antes de tomarnos el medicamento.

Anticoagulantes

Medicamentos con componentes como la warfarina, indicados para licuar la sangre y tratar todo tipo de enfermedades cardiovasculares.


Evita: los alimentos ricos en vitamina K y los que licúan la sangre.

Los alimentos ricos en vitamina K, como las espinacas, el brócoli, el nabo o la col reducen la eficacia de estos medicamentos. Por otro lado, también debemos evitar el consumo de alimentos como el ajo, el jengibre, los arándanos, la canela, la cúrcuma o la pimienta de cayena, ya que intensifican notablemente el efecto de estos medicamentos, pudiendo dar lugar a hemorragias.

Problemas de tiroides

Medicamentos con componentes como la levotiroxina, L-tiroxina, eutirox o bagotirox, indicados para el tratamiento de problemas tiroideos.

Evita: alimentos ricos en fibra, nueces y soja.

Este tipo de alimentos reducen la capacidad de absorción de estos componentes, por lo que debemos evitarlos para no interferir en su eficacia.

Fuente: mirror

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!