Cómo curar una uña encarnada o uñero naturalmente

remedios para curar las uñas encarnadas

Conocemos como uñero a la inflamación que aparece bordeando a la uña cuando ésta se encarna. Un problema bastante doloroso y habitual que puede venir acompañado de infección y sangrado. En el artículo de hoy conoceremos las causas que pueden provocar este encarnamiento y cómo solucionarlo de manera efectiva y natural.

Los síntomas que nos alertan de que tenemos una uña encarnada son muy claros: piel enrojecida, inflamación de la zona alrededor de la uña y un dolor intenso incluso al tacto más débil. ¿Cuáles son las causas más comunes que favorecen la aparición de uñeros? principalmente por un mal corte de la uña, un crecimiento excesivo o anormal de la misma, el exceso de sudoración el uso de calzado muy justo.

Remedios para las uñas encarnadas

Pasta antiinflamatoria de cebolla

La cebolla puede ayudarnos a aliviar rápidamente el dolor, desinflamar la zona y tratar los uñeros de forma fácil y eficaz gracias a sus múltiples propiedades curativas.

Para beneficiarnos de sus excelentes cualidades lo único que hemos de hacer es pochar (cocer) una cebolla pequeña -o un trozo si es grande- durante unos minutos en agua. Una vez esté cocida la machacamos bien con un tenedor y la aplicamos directamente sobre la zona afectada. Cubrimos con una gasa y espradrapo y dejamos actuar durante toda la noche.

Remedio de sal y limón

La mezcla del limón con la sal es altamente desinfectante, por lo que resulta ideal para bajar la inflamación y curar los uñeros fácil y naturalmente.

Este remedio es tan sencillo como tomar medio limón grande, hacer un pequeño hueco en el centro, calentarlo unos segundos en el microondas, añadir algo de sal marina e introducir el dedo durante 20 o 30 minutos. Repite diariamente hasta 2 o 3 veces al día hasta que el uñero esté completamente curado.

cómo curar los uñeros

Inmersión en agua con tomillo

El tomillo es una planta con grandes propiedades antiinflamatorias que nos ayuda además a combatir las infecciones y aliviar el dolor, por lo que resulta un excelente remedio para tratar naturalmente las uñas encarnadas.


Vierte en un recipiente algo más de un litro de agua y un buen puñado de tomillo. Déjalo hervir durante 3 o 4 minutos, retira del fuego y deja reposar unos minutos. Aún caliente, pero sin quemar, lo vertemos en otro recipiente en el que podamos introducir bien el dedo afectado. Déjalo sumergido en esta infusión de 10 a 15 minutos. Repite varias veces al día.

Clara de huevo

Un remedio sencillo y bastante eficaz. Lo único que has de hacer es batir una clara de huevo y aplicarla sobre la zona dolorida. No tienes por qué limpiar la zona, deja secar y vuelve a aplicar lo que te haya sobrado pasadas varias horas. Ideal para complementar cualquier remedio de los anteriores.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!