Acondicionadores caseros para el cabello seco y encrespado

cabello seco y dañado

El cabello seco y encrespado es, además de antiestético, una señal de que no está sano y necesita un poco más de atención y cuidado, empezando por un aporte extra de vitaminas, minerales y por supuesto, hidratación.

La exposición prolongada al sol, el uso continuo de tintes, el exceso o falta de cepillado, así como la aplicación de un calor excesivo en nuestro cabello (con el abuso de la plancha o el secador) son algunas de las causas más comunes que provocan daños en nuestro cabello, por lo que deberíamos empezar a limitarlas o usar alternativas menos nocivas.

Aunque en el mercado tenemos a nuestra disposición una gran variedad de productos para el cuidado del cabello, existen multitud de alternativas naturales para mejorar la salud y aspecto del cabello de forma efectiva y saludable. Sigue leyendo y descubre alguna de ellas:

Cómo reparar el cabello seco, dañado y encrespado

Remedio de aguacate, aceite de oliva, miel y plátano

Este acondicionador casero es una opción muy completa para la salud de nuestro cabello, al combinar las propiedades nutritivas del plátano (o banana) y el aguacate, que además favorece la hidratación y crecimiento del cabello, el excelente aporte nutricional e hidratante del aceite de oliva, así como el brillo y suavidad que nos aporta la miel.

Cómo elaborar el acondicionador

Para realizarlo no tenemos más que cortar un aguacate por la mitad, extraer la pulpa y machacarlo hasta crear una pasta. A continuación añadimos la mitad de un plátano o banana, dos cucharadas de aceite de oliva y una o dos más de miel (dependiendo de la textura que busquemos). Machácalo todo y mézclalo hasta formar una pasta homogénea.
Lee también: cómo fortalecer, hidratar y dar brillo al cabello reseco

Cómo aplicarlo en el cabello

Humedece bien tu cabello y aplicáte el acondicionador que has elaborado, de la raíz a las puntas, poniendo especial atención a las zonas más dañadas. Colócate un gorro de baño si no quieres manchar nada y déjalo actuar durante 20 minutos. Retira después con agua fría o tibia.

Remedio de huevo, limón, miel y vinagre

Una mezcla económica y sencilla que sin embargo nos dará excelentes resultados, al combinar el gran aporte nutricional de sus ingredientes, con sus potentes propiedades: El huevo nos aporta vitaminas y brillo, la miel limpieza y suavidad, el aceite de oliva nutre y fortalece, y el vinagre previene la caída del cabello.

Cómo preparar el acondicionador casero

Separa la yema de dos huevos y añádelas a un recipiente junto con 70ml de vinagre, 150 de aceite de oliva, el jugo de medio limón exprimido y 2 cucharadas de miel. Mézclalo todo con ayuda de un tenedor hasta formar una pasta homogénea.

Cómo aplicar el remedio

Aplícala con la yema de los dedos sobre el cabello húmedo, de la raíz a las puntas. Deja actuar durante 20 minutos y retira después con agua fría.

Dos alternativas económicas, saludables y muy eficaces para mejorar la salud y aspecto de nuestro cabello de forma totalmente natural. Ponlas en práctica y sorpréndete con sus resultados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!