Tratamientos naturales para el herpes labial


Los herpes se reconocen a simple vista, ya que las erupciones cutáneas acompañadas de pequeñas ampollas y el característico color rojo las hacen fácilmente identificables. Pero, ¿por qué se producen? Hay personas que sufren este problema frecuentemente en sus vidas y sin embargos sus parejas puede que no lo tengan nunca. Por tanto, hay elementos que están latentes y que van a propiciar su aparición.

Entre estos factores podemos destacar los episodios de estrés o de desequilibrio emocional y es precisamente en estos momentos tan delicados cuando debemos mantener altas nuestras defensas. En el artículo de hoy vamos a dar algunos consejos que te serán muy útiles para combatir esta dolencia.

Existen algunos alimentos que son muy recomendables para eliminar el herpes labial, como por ejemplo las patatas, el huevo, el pescado, la levadura de cerveza y algunos tipos de algas. El herpes es básicamente un virus, por lo que aumentar nuestro sistema inmune nos va a ayudar a prevenirlo. A continuación te vamos a mostrar algunos de los mejores remedios que tenemos para ello:

Remedios caseros contra el herpes labial

Equinácea

Esta planta medicinal es esencial para nuestro sistema inmunitario. Puedes tomarla durante largas temporadas, como en periodos de 3 o 4 meses y posteriormente descansar durante la siguiente estación. Las mejores épocas para beberla son en primavera y otoño.

Propóleo

Ee trata de un antibiótico natural que debes tomar inmediatamente después de sentir los primeros síntomas. La dosis habitual son 5 gotas a la hora, puedes ingerirlas o también poner una directamente sobre el herpes, para así facilitar su cicatrización. Este remedio se puede usar de manera preventiva, tomando 3 gotas al día de propóleo acompañadas con un poco de zumo de limón.

Árbol de té

Posiblemente el aceite esencial más conocido a nivel mediático y que sirve para todo tipo de infecciones de la piel. Lo mejor es aplicar una gota directamente sobre el herpes cada 3 o 4 horas.

Ravintsara

Los aceites esenciales son muy potentes, debido a que concentran las propiedades medicinales de sus plantas de origen. Un buen ejemplo lo tenemos con la ravintsara, que se puede aplicar de forma directa y que sirve para combatir las infecciones de cualquier tipo, incluidas las víricas como el herpes.

Niaouli

Otro aceite esencial ideal para tratar los herpes y su posterior cicatrización. Es muy potente y no debe aplicarse directamente, lo mejor es mezclar unas cuantas gotas de aceite con una base natural a base de cera de abeja, aceite vegetal o aloe vera. Este ungüento debes aplicarlo un par de veces cada día.

Extracto de semilla de pomelo

Lo puedes encontrar en cualquier establecimiento de nutrición y su eficacia para detener el crecimiento de las bacterias está más que probada, por lo que va a venir genial para eliminar hongos, virus y demás parásitos. Además, es rico en vitamina C.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!