Té de jengibre para bajar de peso y desinflamar el abdomen


Controlar el peso no es solo una cuestión estética, afecta a nuestra salud y esto es sin duda lo más importante. Tener este factor regulado nos permite mantener limpio el organismo y por tanto prevenir una gran cantidad de enfermedades. Para ello no hay nada mejor que llevar un estilo de vida saludable, hacer ejercicio regularmente y mantener una dieta equilibrada.

Uno de los ingredientes naturales más efectivos para perder peso es el jengibre, cuyo uso en la medicina oriental se remonta a varios milenios atrás. Aunque puede tomarse de muchas maneras distintas, el té de jengibre es una forma fácil de consumir este alimento y ayuda a suavizar su sabor tan intenso.

¿Cómo se prepara el té de jengibre?

El proceso es muy sencillo, solo tenemos que echar un poco de jengibre en agua hirviendo, dejarlo 10 minutos a fuego lento y después otros tantos para reposar. Si no te agrada su sabor puedes usar stevia u otro tipo de endulzante natural, como la miel. Aquí tienes la receta más detallada:

Primero tenemos que poner tres tazas de agua a hervir. Mientras tanto lavamos y escurrimos un pequeño trozo de de raíz de jengibre (algo menos de media cucharada), la pelamos y cortamos en dos o tres mitades. Cuando el agua comience a hervir, añadimos el jengibre y una ramita de canela y tapamos el recipiente. Dejamos que hierva durante 10 minutos y dejamos que repose con la tapa tapada durante otros diez. Añadimos el jugo de medio limón exprimido, colamos y endulzamos.

Propiedades digestivas y adelgazantes del jengibre


El jengibre favorece la pérdida de peso de distintas formas: reduce la inflamación y hace que nuestro organismo sea más sensible a la glucosa, dos factores que nos permiten adelgazar; pero quizás lo más importante sea su alto aporte en serotonina, que es un neurotransmisor encargado de controlar el apetito, es decir, que tomar jengibre nos ayudará a sentirnos saciados.

No podemos dejar de lado sus propiedades digestivas, ya que este alimento promueve la producción de jugos gástricos y fortalece la musculatura intestinal, ayudando a que los alimentos se muevan con mayor facilidad por nuestro cuerpo. Por lo tanto, reduce las posibilidades de tener una mala digestión y al mismo tiempo aumenta las defensas del organismo, que absorberá mejor los nutrientes y eliminará las toxinas eficazmente.

Contraindicaciones

Consumir jengibre, sobre todo en té, es una manera sana de perder peso y mantenerlo. Aunque se trata de un remedio totalmente natural no es nada aconsejable en mujeres que estén embarazadas o que se encuentren en período de lactancia, así como en personas con tendencia a la coagulación sanguínea.

¿Te animas a probar el té de jengibre? Sano, natural y adelgazante.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!