5 ejercicios para tonificar el cuello y reducir la papada


Conocemos como papada a la acumulación de grasas en la zona del cuello bajo la barbilla; un trastorno estético muy común que afecta a gran parte de la población sedentaria y/o con sobrepeso, que puede acabar mermando nuestra autoestima.

La mala alimentación, el sobrepeso y el sedentarismo son las causas más comunes por las que puede aparecer la papada. Cambiar nuestra rutina hacia una más saludable, controlar nuestro peso y tonificar el cuello para combatir la retención de líquidos, grasas y la pérdida de elasticidad que la piel va sufriendo con los años, es la clave para deshacernos de este molesto problema estético.

Hoy vamos a conocer varios ejercicios especifícos que nos ayudarán a reducir la papada y que, unidos a los remedios para adelgazar la cara que aprendimos semanas atrás, nos ayudarán a lograr un rostro más estilizado y a nuestro gusto.

Ejercicios para reducir la papada

En nuestra cara y cuello existen numerosos músculos que se encargan de darnos movilidad, hacer que la piel que los rodea permanezca tersa sin arrugas y reducir la cantidad de grasa localizada en esa zona.

Manteniendo los músculos del cuello fuertes y tonificados, no sólo vamos a lograr reducir la grasa que se acumula en esa zona, sino también a darle forma y prevenir problemas de cervicales, entre otros. No pierdas detalle de los siguientes ejercicios que te proponemos y di adiós a tu papada:

Ejercicio 1

Con la boca cerrada, mueve tu lengua en círculos tocando el paladar superior e inferior. Realiza de diez a quince repeticiones tres veces al día todos los días.

Ejercicio 2

Siéntate en una silla con espalda recta y los brazos rectos a ambos lados. Estira el cuello hacia adelante lo más que puedas, y gira el cuello lentamente hacia un lado manteniendo la posición durante un par de segundos. Vuelve a la posición original, descansa y repite para el lado contrario. Haz diez repeticiones diarias.

Ejercicio 3

Esfuérzate por hacer una sonrisa invertida, manteniendo tensionados los músculos del cuello. Mantén unos segundos y vuelve a la posición original. Haz diez repeticiones.

Ejercicio 4

Di las cinco vocales del abecedario de forma exagerada, abriendo bien la boca y manteniéndola durante unos segundos. Repítelas cinco veces, dos veces al día. Con este ejercicio trabajamos los músculos de la cara y del cuello, contribuyendo así, con constancia, a tonificar esos grupos musculares y reducir la papada.

Mascar chicle

Aunque pueda parecer raro, al masticar chicle estamos moviendo constantemente una gran cantidad de músculos de la cara y el cuello. Una manera saludable y práctica de fortalecer tus músculos y reducir papada sin esfuerzo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!