Remedios caseros para adelgazar el rostro o cara


Por raro que parezca, ser delgados no es sinónimo de tener también un rostro delgado, aunque suele ser lo habitual. Existen, además del sobrepeso, muchas otras causas por las cuales nuestra cara puede estar más hinchada que otras zonas de nuestro cuerpo. Descubrir la razón es la forma más sencilla de encontrar la solución al problema.

Entre las causas más comunes que provocan hinchazón en nuestra cara cabe destacar el abuso de sal en las comidas, que reduce la cantidad de agua en nuestro cuerpo provocando con ello inflamación en ciertas zonas, la falta de hidratación en sí y una dieta rica en hidratos de carbono, azúcares, fritos y comida pesada en general, más difícil de digerir y asimilar por el organismo, además de poco saludable.

Qué no debo tomar

Moderar el consumo de alimentos procesados, bollería, alcohol e hidratos de carbono por la noche, así como reducir el consumo de sal en las comidas y aumentar la ingesta diaria de agua (al menos ocho vasos diarios), contribuirá no sólo a adelgazar el rostro, sino también a mejorar la digestión y salud considerablemente.

Qué debo tomar

Aumentar el consumo de agua e infusiones diuréticas, ideales para limpiar nuestro organismo de toxinas y combatir la retención de líquidos, es una de las primeras acciones que debemos llevar a cabo para conseguir lucir una cara más delgada. Cola de caballo, té verde, diente de león o hinojo son las mejores opciones para ello.

Por otro lado es también importante añadir a nuestra dieta frutas bajas en sal y con un alto poder diurético, como la piña, pera, naranjas, kiwi o manzana. Entre las verduras destaca la alcachofa, el apio, la coliflor, la cebolla o el perejil, ingredientes muy saludables que podemos combinar para realizar deliciosos platos o aderezarlos.

Ejercicios para adelgazar el rostro

Además de cambiar nuestra dieta, existen numerosos ejercicios que podemos practicar para tonificar los músculos de la cara, evitando así la flacidez y mejorando su aspecto.

Músculos del pómulo: Estira el rostro colocando la boca en forma de "o" y seguidamente sonríe con amplitud. Repite el ejercicio entre cuarenta y cincuenta veces al día.

Tonificar los mofletes: Mueve la boca de un lado a otro con rapidez durante diez segundos. Descansa y realiza al menos dos repeticiones más.


Poniendo en práctica estos ejercicios junto con una alimentación saludable y la aplicación diaria de masajes faciales con aceite de argán, de sésamo o leche de almendras, vamos a lograr tonificar y adelgazar el rostro en poco tiempo. Pruébalo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!