Remedios caseros para blanquear los dientes


Tener una sonrisa blanca y radiante es una de las obsesiones estéticas más comunes, y es que a todos nos gustaría poder lucir unos dientes blancos y bonitos.

En artículos anteriores aprendimos a preparar un efectivo remedio natural para blanquear los dientes haciendo uso de las fantásticas propiedades del aloe vera, el bicarbonato y el agua oxigenada. Hoy vamos a ampliar esta lista de remedios contra los dientes amarillos con estas sencillas soluciones caseras. No dejes de probarlas.

Cómo blanquear los dientes

Bicarbonato de sodio y jugo de limón 

El bicarbonato de sodio es ligeramente abrasivo y se aplica frotando suavemente las manchas superficiales para volver los dientes a un tono más blanco. Es una sustancia muy alcalina (lo contrario de ácido), por lo que nos ayudará a contrarrestar la acidez del limón, formando una alianza perfecta para blanquear nuestros dientes.

¿Qué vamos a necesitar?

  • Varias cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • Jugo de limón (suficiente para formar una pasta).
  • Un cepillo de dientes.

Cómo elaborar el remedio:

Combinamos pequeñas cucharadas de bicarbonato de sodio con suficiente jugo de limón (o agua) para hacer una pasta. Nos limpiamos los dientes y ponemos la mezcla en el cepillo, aplicándolo durante 3 minutos. Descansamos 2 y nos enjuagamos los dientes. Repetimos el proceso dos veces a la semana.

Fresa, sal y bicarbonato de sodio

Las fresas son ricas en vitamina C, y pueden ayudarnos a romper la placa que está provocando que los dientes tengan un color amarillento. También cuenta con una enzima llamada ácida málica, que nos ayuda a eliminar las manchas superficiales. El bicarbonato de sodio, por su parte, es la guinda que hace de éste un remedio efectivo.

¿Qué vamos a necesitar?

  • De una a tres fresas grandes.
  • 1/2 Cucharadita de bicarbonato de sodio.

Cómo preparar el remedio:

Trituramos las fresas y añadimos ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Nos limpiamos bien los dientes, untamos una porción de la mezcla a un cepillo y nos lo aplicamos con suavidad durante unos minutos. Pasado el tiempo, nos enjuagamos. Repetimos el proceso de cuatro a cinco veces por semana.

Enjuague de aceite de coco

Enjuagarse la boca con aceite de coco es uno de los remedios más antiguos que existen para blanquear los dientes, eliminar el mal aliento y mejorar la salud de nuestras encías, combatiendo la aparición de enfermedades como la gingivitis.

¿Qué vamos a necesitar?

  • Una cucharada de aceite de coco

Cómo elaborar el remedio:

Por la mañana, antes de cepillarnos los dientes, nos enjuagamos la boca durante un minuto con una cucharada de aceite de coco. Nos enjuagamos otra vez con agua y nos cepillamos los dientes con normalidad.


Sencillos remedios que nos ayudan a tener una sonrisa blanca y radiante de manera natural. ¿Te animas a compartir estos consejos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!