Aloe vera para blanquear los dientes


Tener los dientes amarillos es un problema estético muy extendido, y para el que existen en el mercado numerosos productos blanqueantes, desde pastas dentífricas hasta tratamientos especializados al alcance de pocos bolsillos. Sin embargo, hay que tener cuidado con lo que compramos, ya que gran variedad de productos blanqueantes baratos pueden acabar dañando nuestro esmalte.

En un artículo anterior ya aprendimos algunos remedios para blanquear los dientes de una manera natural y sencilla, con ingredientes tan comunes como la cáscara de naranja, la salvia o el bicarbonato y el limón.

Hoy vamos a ampliar esta lista de soluciones caseras blanqueantes con un remedio tan antiguo como eficaz. Emplearemos únicamente pulpa de aloe vera, agua oxigenada y bicarbonato de sodio. Económico, natural y efectivo.

Remedio casero para blanquear los dientes

Colocamos en un recipiente un trozo -equivalente a una cucharada- de pulpa de aloe vera. Agregamos unas gotas de agua oxigenada y una cucharadita de bicarbonato. Trituramos y mezclamos todo bien con ayuda de un tenedor. Nos cepillamos los dientes con pasta dentífrica normal y después de enjuagarnos nos lo cepillamos con la pasta de aloe. Repetir una o dos veces al día.

Como todos los remedios caseros, para que sea efectivo es importante que seamos constantes. Los resultados empiezan a ser visibles pasadas unas semanas.


¿Has probado ya este remedio? ¡Compártelo en las redes!

2 comentarios:

  1. Un remedio sencillo y con los ingredientes en casa.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta mucho las recetas de de lo que poneis.Yo se una infusión de manzanilla y patata cruda .Se pela la patata se corta en cachitos se hecha en la batidora con la infusión se tritura muy buena mascarilla.

    ResponderEliminar

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!