Mascarilla de miel y huevo para pieles secas

Los beneficios de las mascarillas caseras son inmejorables, ya que no tienen nunca efectos secundarios: sólo empleamos productos naturales y que solemos tener por casa, beneficiándonos de las propiedades de las frutas, verduras u hortalizas que necesitemos para realizarla. Además, son muy económicas ¿podemos pedir más?

En artículos anteriores hemos aprendido a realizar mascarillas para pieles estropeadas, para mejorar las pieles grasas, para pieles secas, mascarillas regeneradoras, exfoliantes y un sinfín de ellas. Sólo tienes que buscar la sección mascarillas (en la sección de belleza de la zona izquierda de la web) y descubrir la que mejor se adapta a ti en cada momento.

Hoy vamos a seguir ampliando este catálogo con una mascarilla que nos ayudará a hidratar nuestra piel, y que está especialmente indicada para cutis secos. No pierdas detalle, es muy sencilla y económica de realizar, y seguro que te satisface el resultado que vas a obtener.

- ¿Qué necesitamos? Una yema de huevo y miel.


- Mascarilla hidratante para pieles secas -

- Mezclamos en un bol la yema de un huevo y una cucharadita de miel. Removemos bien hasta formar una pasta homogénea y la aplicamos directamente sobre el rostro, dejando actuar durante 20-30 minutos.

- Pasado ese tiempo retiramos con agua tibia. Notarás la hidratación desde el primer momento.


¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!