Rutina de 2 días para limpiar la vesícula biliar en profundidad

remedio casero para limpiar la vesícula

La vesícula biliar se encuentra ubicada bajo el hígado y cumple la importante función de almacenar la bilis y secretarla cuando sea necesario para digerir las grasas de las comidas. Al igual que sucede con el hígado, es un órgano muy tendente a sobresaturarse debido especialmente a alimentación rica en grasas y alimentos procesados.

Entre los síntomas o señales que pueden alertarnos de que la vesícula necesita depurarse cabe destacar la hinchazón estomacal frecuente, los ardores, los gases, así como dificultad para digerir alimentos como las carnes rojas, los fritos y los lácteos.

Debido a la importancia de sus funciones, así como para prevenir problemas más graves como los cálculos vesiculares, es bueno que varias veces al año depuremos la vesícula, así como que llevemos un estilo de vida más saludable para facilitarle el trabajo y evitar sobreesfuerzos innecesarios.

Cómo depurar la vesícula de forma natural

Este remedio resulta de gran utilidad para limpiar la vesícula en profundidad, lo que nos ayudará a disolver y expulsar la arenilla y otras sustancias que puedan estar acumulándose en ella. Consulta con tu médico y si te da el visto bueno, realiza este remedio 2 veces al año. ¡Notarás la diferencia!

Primera parte de la limpieza

Dura 6 días, durante los cuales evitarás las bebidas frías, los productos lácteos y las frituras. Llevarás una dieta sana basada en frutas, verduras y legumbres y tomarás 1 litro diario de zumo/jugo de manzana.

Segunda parte de la limpieza

Una vez pasados los 6 días comienza la limpieza en sí, que dura sólo dos días durante los cuales reduciremos al mínimo lo que comemos.

1er día

- Comienza el día con un desayuno ligero basado en frutas frescas. A la hora de comer cocina un poco de verduras al vapor con arroz blanco o integral.


- A las 6 de la tarde diluye 4 cucharadas de sales de Epsom en 3 vasos de agua. Mézclalo todo y reparte en 4 vasos. Toma un primer vaso al momento y guarda el resto en la nevera.

- A las 8 de la tarde toma un segundo vaso de sales de Epsom.

- A las 9.45 mezcla algo más de medio vaso de zumo de pomelo con 4 cucharadas de aceite de oliva y dos de miel. Deja reposar 15 minutos, mezcla y tómalo.


2º día

- A las 7 de la mañana bébete otro vaso de sales de Epsom y sigue descansando hasta 2 horas más tarde que tomaremos el cuarto y último vaso de sales.

- A las 10 de la mañana prepárate un zumo/jugo natural de frutas. Después de esto ya habremos acabado el proceso de desintoxicación y podremos empezar a tomar alimentos sólidos de fácil digestión.

Contraindicaciones

- Las sales de Epsom favorecen la deshidratación, por lo que es importante que aumentemos el consumo de agua durante la desintoxicación.

- No lo hagas si estás embarazada.

- Si estás tomando algún medicamento consulta antes con el médico.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!