Síntomas y tratamiento del hígado inflamado

síntomas de un hígado inflamado

Los síntomas que nos alertan de un hígado inflamado y con exceso de toxinas no siempre resultan sencillos de captar, ya que muchos de ellos pueden ser confundidos con los de cualquier otro problema, o incluso pasar desapercibidos debido a lo comunes que resultan: cansancio, irritabilidad o fatiga, por ejemplo.

La inflamación hepática es un problema más frecuente de lo que podamos pensar y que no debemos nunca pasar por alto, ya que un fallo en el hígado tiene un repercusión directa en el resto de órganos del cuerpo, lo que acaba resintiendo nuestra salud en mayor o menor medida. ¿Quieres conocer las señales que te alertan de una posible inflamación del hígado? No tienes más que seguir leyendo:

Señales que alertan de una inflamación hepática

Dolor en el abdomen y las lumbares

Si tu hígado está inflamado es muy posible que sientas un dolor agudo y punzante en la zona superior derecha de tu abdomen. Dependiendo del grado, el dolor puede extenderse a su zona opuesta, es decir, la zona de las lumbares.

Tonalidad amarilla en la piel y los ojos

Tal vez el síntoma más conocido que nos avisa de que nuestro hígado está enfermo. ¿Tu piel o tus ojos se han vuelto amarillentos? Entonces no deberías dejar de visitar a tu médico.

Heces muy claras

Una señal bastante inequívoca de que nuestro hígado no está funcionando correctamente es el color de las heces, que se tornan mucho más claras llegando incluso a un tono blanquecino. Si ves que te sucede esto no debes dudar en acudir al médico cuanto antes.

Malestar general

Podemos sentirnos fatigados, tener náuseas, mareos o incluso vómitos, especialmente a primera hora de la mañana, ya que el hígado suele realizar su depuración por la noche; si no está funcionando correctamente es muy probable que nos levantemos con una gran sensación de pesadez estomacal.

Remedios para desintoxicar el hígado

Si crees que puedes tener el hígado inflamado o con una acumulación excesiva de toxinas en él, además de acudir al médico, no debes dejar de probar estos remedios para limpiar el hígado y quemar grasa más rápido que compartimos en un artículo anterior, así como este sencillo licuado casero para depurar el hígado y las arterias que seguro te ayuda a mejorar los síntomas en pocos días. Tampoco dudes en usar cualquiera de estos útiles remedios:


- Cada mañana en ayunas, tómate un vaso con el zumo de medio limón exprimido y una cucharada de aceite de oliva durante una semana completa. Descansa 3 días y repite si es necesario.

- Cuece un par de alcachofas en 1 litro de agua. Cuando la mezcla esté fría, retira las alcachofas (que podrás usar luego para acompañar tu plato del día) y añade el zumo de dos limones. Toma esta bebida a lo largo del día durante una semana completa.

- Toma cada día de 3 tazas de infusión de diente de león o cardo mariano durante el tiempo que sea necesario.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!