7 posturas para dormir que te ayudan a solucionar problemas de salud

posturas saludables para dormir

Dormir es la manera que tiene nuestra mente y cuerpo de regenerarse de todo lo vivido en el día y recuperar la energía gastada y que volveremos a necesitar para enfrentarnos a un nuevo día, pero ¿qué ocurre si por muy cansado que estemos tenemos algún problema de salud que nos hace imposible el descansar correctamente? En el artículo de hoy vamos a conocer algunos de los problemas de salud más frecuentes y cómo podemos enfrentarnos a ellos con una buena postura en la cama.

Por muy sanos que estemos, muy bien que nos alimentemos y mucho deporte que hagamos, no siempre podemos librarnos de sufrir algún pequeño problema de salud, ya sean dolores musculares, malas digestiones o trastornos respiratorios como la sinusitis.

En un artículo anterior aprendimos varios ejercicios para destensar la espalda y dormir mejor, ejercicios que podemos realizar fácilmente en casa y que nos ayudarán a liberar la tensión acumulada en nuestros músculos y que tanto pueden afectar a nuestro descanso y estado de ánimo; a continuación conoceremos varias posiciones recomendadas para un mejor descanso si sufrimos algún tipo de trastorno de salud:

Posturas para tratar diferentes problemas de salud

Digestiones pesadas y acidez de estómago

Lo más recomendable es que dejes un tiempo prudencial, de al menos algo más de una hora entre la cena y el momento de acostarte. Luego lo mejor que puedes hacer es dormir sobre el lado izquierdo, de esta forma evitarás que los ácidos del estómago estén en contacto directo con la válvula que cierra el estómago y que si no funciona correctamente es la causante de la sensación de ardores y acidez.

Sinusitis

Si sufres de sinusitis o exceso de mucosidad, dormir la cabeza elevada te ayudará a evitar que los mocos se acumulen en los senos paranasales.

Dolor de cuello

Duerme boca arriba o de lado y coloca una pequeña toalla entre el cuello y tus hombros para salvar el hueco que queda entre ellos y hace que el cuello esté en tensión.

Dolor de espalda

Si te duele la espalda, duerme boca arriba colocando una pequeña toalla en la zona baja y curva de la espalda y otra por la trasera de las rodillas. Te ayudará a tener todo el cuerpo apoyada y liberar de tensión la zona.

Presión arterial alta

Si sufres de hipertensión frecuente, la mejor forma que tienes de prevenirla es dormir con la cara hacia abajo. En caso de sangrado por la nariz te ayudará además a evitar que un posible ahogamiento.

Dolor menstrual

Puedes probar dos posiciones: la posición fetal, dormir de lado con las rodillas flexionadas y las piernas encogidas, o boca arriba colocando una pequeña toalla en la zona de las rodillas para evitar una excesiva curvatura de la espalda.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!