Dieta de 2 días para limpiar hígado, riñones y bajar de peso


Las dietas depurativas son muy completas, ya que además de ayudarnos a perder esos kilos que nos sobran, contribuyen a limpiar nuestro organismo en profundidad, eliminando las toxinas que se acumulan día a día en él perjudicando su funcionamiento y nuestra salud. Además de ello, son muy eficaces para combatir el estreñimiento y todo tipo de problemas digestivos, por lo que no deberías dejar de hacerla al menos un par de veces por año.

Cuando vayamos a hacer una dieta es importante que nos fijemos en algunos factores, como el que no sea hipocalórica, es decir, que no nos haga pasar hambre; si nos decantamos por una dieta de este tipo estaremos dando a nuestro cuerpo menos alimentos de los que necesita, por lo que éste actuará ralentizando el metabolismo para así acumular más energía en forma de grasas.

La importancia de desintoxicar el organismo

Dentro de nuestro cuerpo existen órganos con funciones depuradoras, como puedan ser el hígado, los riñones o el colon, sin embargo, cuando la acumulación de toxinas es muy alta pueden ver reducido su rendimiento debido al trabajo extra que han de realizar, lo cual tiene una repercusión directa sobre nuestra salud.

Con el objetivo de garantizar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y una salud más fuerte, es importante que además de llevar un estilo de vida saludable, al menos una o dos veces al año realicemos una dieta depurativa como la que hoy compartimos. Fácil, rápida y muy beneficiosa. No dejes de probarla:

Dieta depurativa para eliminar toxinas del cuerpo

Desayuno: Muesli casero de uvas pasas y quinoa

Ingredientes muy ricos en fibra y nutrientes como fósforo, proteínas o sorbitol, además de numerosas vitaminas esenciales para nuestro organismo.

Vierte leche de almendras o arroz en un bol y añade un buen puñado de quinoa y uvas pasas. Un desayuno nutritivo, sano y delicioso.

Mediodía:

Opción 1 - Licuado de piña, pepino, col, limón y hierbuena

Lava bien un pepino, un trozo de col y un par de rodajas de piña. Pásalos por la licuadora para extraer su jugo. Agrega el zumo de medio limón exprimido, unas hojas de hierbuena o menta, remueve y tómalo al momento.


Opción 2 - Snacks sanos

Corta láminas de tu verdura u hortaliza favorita (apio, zanahoria, pepino...). Aliña con un poco de aceite de oliva, sal y limón.

Comida: Batido natural de frutas

Lava bien un puñado de arándanos y agrégalos a un recipiente junto con una cucharada de semillas de lino o chía, 1 plátano o banana, un vaso de leche de arroz o almendras y algo de hielo. Bátelo todo durante unos segundos y tómalo al instante.

Merienda: Las mismas opciones que al mediodía

Cena: Crema de verduras

La crema incluirá zanahoria, patata, apio, repollo, cebolla, ajo y una pizca de comino.
Repite la dieta al día siguiente y listo, ¡misión cumplida!

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!