Tratamientos naturales para la rinitis alérgica


La rinitis alérgica, también conocida comúnmente como fiebre del heno, es una dolencia que produce la inflamación crónica de la mucosa nasal. Se trata de una enfermedad que afecta a alrededor de un 20% de la población y suele estar causada por una reacción alérgica, como por ejemplo al polen de algunas plantas, al pelo de los animales o a los ácaros del polvo.

Para algunos se trata de un problema estacional pero para otros la rinitis alérgica es una constante en sus vidas. Sea como sea, a continuación os vamos a mostrar una serie de remedios naturales que son muy efectivos para aliviar y combatir sus síntomas. Toma nota y no dejes de probar estas sencillas soluciones que hoy te proponemos:

Remedios caseros para combatir la alergia

Regaliz

El regaliz, cuyo nombre científico es glycyrrhiza glabra es muy utilizado en la medicina, sobre todo en la tradicional china por sus propiedades antinflamatorias. Su efecto es tan poderoso que muchos la han denominado la “cortisona” natural.

La raíz también está aconsejada para tratamientos contra las alergias, ya que además de bajar la inflamación reduce la tos y actúa a modo de expectorante. Se puede tomar en infusión o pastillas, aunque también se puede chupar directamente su jugo desde la raíz.

Miel y polen

La miel contiene pequeñas cantidades de polen, por lo tanto si la comemos frecuentemente nuestro cuerpo se irá acostumbrado a estas mini dosis del alérgeno y se inmunizará con el tiempo o al menos se reducirán las exposiciones alérgicas por el polen en el ambiente.


También podemos comer polen de abeja directamente, para ello comenzamos con un solo grano y cada día que pase añadimos otro hasta llegar a llenar una cuchara pequeña. Si llegas a notar cualquier tipo de reacción con este tratamiento debes parar inmediatamente.

Té verde

El té verde posee una gran cantidad de beneficios para el organismo y además su aporte en teína es bajo, por lo que no hay ningún problema por beberlo todos los días. En lo que se refiere a la rinitis alérgica, el té verde tiene propiedades que reducen la producción de la histamina, previniendo una reacción alérgica y aliviando sus síntomas. Podemos tomar dos o tres tazas diariamente o sustituirlas por extracto.

Ortiga

La ortiga tiene una serie de propiedades depurativas que ayudan a paliar los efectos de la histamina en aquellos que tienen alergia al polen y facilita la evacuación de la mucosidad. Esta planta salvaje se puede tomar en infusión o en extracto, aunque ten cuidado a la hora de manipularla y usa siempre guantes.

Cúrcuma

Se trata de una especia que no debe faltar en ninguna cocina por su sabor y sus múltiples propiedades medicinales. En este sentido, se trata de un excelente antioxidante y antiinflamatorio con elementos que ayudan a combatir el cáncer. Además de todo esto, la cúrcuma alivia las reacciones alérgicas al bloquear la inmunoglobulina E.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!