Consejos y ejercicios sencillos para los brazos flácidos


A medida que nuestro cuerpo va envejeciendo, comenzamos a ver y sentir flacidez en los brazos, sobre todo en la parte superior de éstos. Esto se debe a la pérdida de elastina y colágeno, los principales componentes de la piel que mantienen todo bien atado, unido. Si se va reduciendo su proporción, el resultado es claro, la piel comienza a perder firmeza y volviéndose flácida.

Subir de peso es otra de las razones que favorece la aparición de flacidez en los brazos, ya que aumentamos en ellos la proporción de grasa.

Al igual que sucede con los planes para bajar de peso, para eliminar la flacidez de nuestros brazos vamos a necesitar constancia, fuerza de voluntad, una alimentación equilibrada y hábitos de vida activos y saludables.

Es importante tener claro que los resultados no van a ser visibles en una o dos semanas, necesitamos al menos un mes siendo constantes para empezar a verlos. Tener una actitud positiva y mantener la motivación durante ese tiempo nos ayudará a mantenernos firmes en nuestro objetivo y lograr el éxito esperado.

Alimentación recomendada

Para eliminar la grasa de nuestro cuerpo necesitamos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en proteínas magras, como el pollo, el pescado o los frijoles; carbohidratos saludables, que los encontramos en las verduras, frutas y granos enteros, y grasas saludables, como la que contiene el aceite de oliva, las almendras o el salmón.

Ejercicios para eliminar la flacidez de los brazos

Para realizar estos ejercicios vamos a emplear pesas de 1 a 5 kilos dependiendo de nuestra condición física y siempre calentando antes de comenzar para evitar lesiones.


Ejercicio 1

De pie o sentada, sostén una pesa por encima de tu cabeza con ambas manos (cada una en un extremo). Bájala lentamente por detrás de la cabeza y mantén la posición durante 3 segundos. Vuelve a la posición original y repite 6 veces más. Descansa un minuto y vuelve a realizar el ejercicio completo otras 7 veces más.

Ejercicio 2

Abre las piernas el ancho de tu cadera y, con los brazos estirados a cada lado del cuerpo, sostén una pesa en cada mano. Manteniendo los codos pegados al cuerpo, elevamos las pesas (con la palma de la mano mirando hacia abajo) hasta que nuestro antebrazo quede paralelo al suelo. Realiza 3 series de 10 repeticiones.

Saltar la cuerda o comba

Todo un clásico de la infancia y cada vez más en el entrenamiento de muchos deportistas de élite. Al saltar la cuerda no sólo tonificaremos los brazos y las piernas, sino que también mejoraremos nuestro equilibrio, destreza y fortaleceremos nuestro corazón.


Como ves, disfrutar de unos brazos más firmes no tiene por qué ser una tarea aburrida ni tediosa. Motívate, sé constante y disfruta de unos brazos más tonificados.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!