Remedios caseros para los dientes amarillos


Si hablamos de problemas estéticos populares, sin duda alguna, los dientes amarillos están entre los primeros. Un trastorno muy común y extendido que puede acabar afectando a nuestra autoestima y seguridad emocional. Hoy aprenderemos a conseguir una sonrisa más blanca con sencillos remedios que puedes poner en práctica desde ya.

Entre las principales causas que provocan la aparición de dientes amarillos están los malos hábitos, como fumar o abusar del café, té y otras bebidas oscuras. Sin embargo, existen otras causas que nada tienen que ver con nuestras acciones, como el consumo de ciertos medicamentos o el haber tomado antibióticos durante muchos años de nuestra vida.

A continuación vamos a conocer algunos de los mejores remedios para blanquear los dientes de forma sana y natural, sin gastar apenas dinero y alejados de la agresividad de ciertos tratamientos actuales:

Cómo blanquear los dientes de forma natural

Naranja, aloe vera y laurel

Aunque poco conocido, este remedio es bastante eficaz a medio y largo plazo. Para realizarlo no tienes más que triturar unas hojas de laurel y algunos trozos de cáscara de naranja (sólo la parte blanca interna). Añade una cucharada de pulpa de aloe vera y mézclalo bien hasta formar una pasta. Cepíllate los dientes con la mezcla al menos cuatro veces por semana, enjuagándote luego bien y cepillándolos nuevamente con tu pasta dentífrica habitual. Eficaz y natural.

Salvia y aloe vera


Si tienes una planta de salvia en casa, toma las hojas frescas y frótate los dientes con ella justo antes del cepillado. Si por el contrario tienes hojas secas, crea una pasta casera a base de hojas machacadas y una cucharada de pulpa de aloe vera. Úsala antes del cepillado normal, una vez al día, cuatro veces por semana, y sorpréndete con sus resultados.

Vinagre de manzana

Dos veces por semana mezcla una media cucharadita de bicarbonato con unas gotas de vinagre de manzana y cepíllate suavemente los dientes con esa pasta casera durante un minuto. Enjuaga y cepíllatelos con tu pasta habitual.

Importante no abusar de este remedio ya que el uso continuado del bicarbonato podría dañar nuestro esmalte.


No te vayas sin conocer antes los remedios caseros para blanquear los dientes que aprendimos a elaborar en un artículo anterior. 

Remedios muy sencillos y eficaces que nos ayudarán a recuperar el blanco de nuestros dientes de forma natural. ¿Los compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!