Remedios para prevenir y eliminar los hongos vaginales


Los temas relacionados con la salud y bienestar íntimo de la mujer suelen quedarse para una misma, provocando que con frecuencia surjan dudas sin respuesta sobre la prevención y curación de ciertos problemas muy comunes, como las infecciones vaginales. En este artículo vamos a conocer algunos de los mejores remedios para tratarlas eficazmente, no sin antes recomendarte un chequeo médico periódico para asegurarnos de que gozamos de un buen estado de salud.

Las infecciones vaginales son un problema bastante común en cualquier etapa de la vida, ya sea producida por hongos, bacterias o algún tipo de virus, aunque la más frecuente es la infección por la Candida Albicans, un hongo que suele formar parte, en pequeña proporción, de la flora vaginal. Cuando la cantidad de hongos Candida aumenta, se produce una infección caracterizada por un flujo vaginal anormal, micción dolorosa y ardor o picor en la zona más externa de la vagina.

Antes de tratarnos una infección vaginal en casa, es importante estar seguras de que no estamos embarazadas o contagiadas por algún tipo de enfermedad de transmisión sexual. Una vez lo sepamos con certeza, o no sea la primera vez que la sufrimos, estos remedios pueden resultarte muy útiles:

Cómo tratar naturalmente las infecciones vaginales

Caléndula

La caléndula es conocida por ser un potente antibiótico y fungicida natural, eficaz contra distintos tipos de infecciones vaginales, como la candidiasis, producida por el hongo Candida, la más común. Su uso frecuente nos ayuda a prevenir y curar este tipo de infecciones.

Para beneficiarte de sus propiedades y tratar este problema tienes tres opciones:

1. Lavar tu zona íntima con aceite esencial de caléndula rebajado con agua (10 gotas por vaso de agua).

2. Lavarla con la infusión resultante de hervir durante cinco minutos una cucharada de caléndula en un recipiente con agua.

3. Empapando una gasa en la infusión y aplicarla a modo de supositorio en la zona externa de la vagina, siempre dejando un trozo lo suficiente grande fuera para poder retirarla sin problemas pasadas un par de horas.

Aceite de árbol de Té

Este aceite posee grandes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, siendo muy útil en el tratamiento y prevención de infecciones vaginales.


Añade a un vaso de agua quince gotas de este aceite esencial y lava tu zona íntima con ella varias veces al día. También puedes optar por llenar un barreño o recipiente grande y aumentar la cantidad de gotas de aceite en la misma proporción que el agua y realizar un asiento en ella durante veinte minutos.

Aceite esencial de lavanda

Las potentes propiedades antisépticas del aceite esencial de lavanda lo convierten en el complemento perfecto del remedio anterior para combatir las infecciones.

Lava tu zona íntima mezclando quince gotas de aceite por cada vaso de agua o realiza un asiento de veinte minutos, aumentando las cantidades de forma proporcional.

Boldo

Otra planta con grandes propiedades fungicidas y muy efectiva para tratar la candidiasis vaginal. Hierve un puñado en agua y toma baños o lava tu vagina con ella.


Muy importante evitar las prendas ajustadas, usar siempre ropa interior de algodón y evitar la humedad en la zona íntima: cambia tu traje de baño cuando esté húmedo por ropa seca. Con estos consejos y remedios, las infecciones vaginales serán cosa del pasado. ¿Compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!