Remedios con sal para quitar los puntos negros


Cuando la grasa y suciedad del exterior que se acumulan en los poros de nuestra piel se oxidan, aparecen lo que conocemos como puntos negros o espinillas, un trastorno estético muy común que afecta por igual a hombres y a mujeres.

Los puntos negros, además de un problema estético, pueden convertirse en un problema de salud si no los tratamos, ya que éstos taponan los poros de la piel, evitando así que puedan cumplir correctamente con sus funciones.

La proporción y concentración de puntos negros cambia en cada persona, y viene determinada tanto por las características de su piel, si es más o menos grasa, como por el lugar donde viva, si es una ciudad con gran contaminación o un pequeño pueblo, ya que éstas son las dos sustancias que los forman: suciedad y grasa.

Hoy vamos a descubrir cómo la sal puede convertirse en nuestra mejor aliada contra las espinillas. Remedios sencillos para eliminar los puntos negros de forma natural.

Sal para eliminar los puntos negros

Leche y sal

Mezclando leche y sal conseguiremos crear un sencillo pero eficaz exfoliante casero, que además de contribuir a eliminar los puntos negros, nos ayudará a hidratar y nutrir nuestra dermis en profundidad, gracias a los beneficios que la leche posee para nuestra piel.

Para crear nuestro exfoliante natural vamos a mezclar una pequeña cucharada de leche con varias de sal, removiendo hasta crear una pasta espesa. Una vez la hayamos conseguido, nos la aplicamos directamente sobre la zona a tratar, frotando durante varios segundos.

Repetir el proceso durante varios días.

Miel, arcilla y sal

Elaborar una mascarilla con miel y arcilla es garantía de éxito gracias a los excelentes beneficios que ambos ingredientes aportan a la salud de nuestra piel. Uniendo a esto el poder exfoliante de la sal, obtenemos un potente remedio natural contra los puntos negros.

En un recipiente mezclamos homogeneamente una cucharada de miel, otra de sal, un poco de arcilla y agua hasta formar una crema que aplicaremos frotando durante unos minutos sobre la zona donde tengamos las espinillas que queremos eliminar. Enjuagamos y repetimos el proceso durante varios días hasta que desaparezcan.

Agua tibia y sal

El simple lavado diario con agua tibia y sal puede ayudarnos a eliminar la grasa acumulada en los poros y hacer desaparecer los puntos negros con facilidad, previniendo de nuevo su aparición.


Eliminar los puntos negros y lucir un rostro limpio y bonito es fácil gracias a remedios como los que hemos aprendido hoy. ¿Los compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!