Remedios contra la tos

La tos puede aparecer por muchas razones: desde afecciones leves de las vías respiratorias hasta nerviosismo, estrés o después de una jornada donde hayamos forzado en exceso nuestra garganta, por ejemplo, hablando durante largas horas y en voz alta.

En artículos anteriores ya descubrimos algunos remedios naturales que pueden ayudarnos a hacerla desaparecer de una forma eficaz, como las infusiones de higo, tila y miel o regaliz, poleo, malva y tomillo.

Hoy vamos a seguir ampliando esa lista de remedios caseros para acabar con la tos, con dos nuevas soluciones sencillas como siempre, muy recomendables y sabrosas.

- Remedios contra la tos -

- Leche y caramelo: El caramelo que vamos a emplear es azúcar derretida. Para ello vertemos unas cuantas de cucharadas de azúcar en un recipiente y lo ponemos a fuego lento. Comenzará a derretirse y a adquirir un color oscuro, por lo que empezamos a remover un poco para evitar que se pegue.

Pasados unos minutos, y cuando el azúcar ya tenga apariencia de "crema de caramelo" lo retiramos del fuego y lo vertemos en una taza donde tendremos leche caliente. Removemos y nos la tomamos con tranquilidad.

- Leche y miel: Una variante del remedio anterior es emplear miel en lugar de azúcar derretida. Su preparación es aún más sencilla. Calentamos un vaso de leche, vertemos un par de cucharadas de miel y removemos.

En el primer remedio, el caramelo es el encargado de crear una capa protectora en nuestra garganta, reduciendo esa sensación de rasgado que podamos tener y aliviando el dolor y el picor. En el segundo caso, esa función es realizada por la miel.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!