Trucos para mantener las uñas sanas y arregladas

Hay muchas personas a las que les gusta tener las uñas largas y otras tantas que las prefieren cortas, pero de lo que no cabe duda es que a todos nos gusta tenerlas presentables y sanas, ya que es una zona de nuestro cuerpo que destaca mucho, está muy a la vista y en el simple gesto de saludar o estrechar la mano ya las estamos mostrando.

No siempre resulta fácil mantener una buena imagen de nuestras uñas, ya sea porque se nos rompen con facilidad, se nos amarillean o se vuelven ásperas y quebradizas a causa de la deshidratación. Hoy vamos a descubrir lo sencillo que puede ser mantenerlas sanas y arregladas siguiendo estos sencillos consejos:


- Hidratación: Ya en otro artículo aprendimos un truco para aumentar la resistencia de las uñas quebradizas, cuyo ingrediente era el pepino. Pues bien, aunque no padezcamos de fragilidad en las uñas es importante mantenerlas hidratadas. Para ello tenemos dos opciones:

- Licuar un pepino -con la piel incluida- e introducir los dedos en el líquido resultante durante diez minutos.

- Darnos un masaje en las cutículas con aceite de almendra. Muy beneficioso ya que activa la circulación.

Ambas opciones son válidas para mantener nuestras uñas sanas e hidratadas. Puedes elegir la que más te guste.

- El limado: Si tus uñas son o están frágiles es mejor que las cortes antes de limarlas, ya que con toda seguridad se van a romper, y en muchas ocasiones por zonas ya pegadas a la piel, con el consiguiente inconveniente que supone -se notará mucho, además del dolor que puede suponernos-.
En cuanto a la dirección del limado, lo correcto es hacerlo desde el exterior hacia el centro y siempre con la lima ligeramente inclinada hacia arriba, para evitar que queden restos puntiagudos bajo las uñas.

- Usar una base: Se puede emplear cualquier brillo incoloro. Con ello conseguiremos proteger la uña a la vez que aumentamos la duración del esmalte -al actuar como un barniz-.

- El pintado: Cada vez que decidas cambiarte el color de las uñas, evita usar acetona, ya que ésta deshidrata las uñas. El mejor sustituto es el aceite de almendra, ya que a la vez que nos ayuda a eliminar los restos de pintauñas, las hidrata en profundidad, dotándolas de un brillo especial.

Si sigues estos sencillos consejos, lograrás tener unas uñas sanas y arregladas durante mucho más tiempo y de forma muy sencilla. ¿A qué esperas para probarlo?


¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!