Resfriados y Catarros

Hemos oído en infinitud de ocasiones que los resfriados y catarros no "tienen cura", es decir, entran y se van solos, por lo que lo único que podemos hacer es calmar sus síntomas y hacerlos más llevaderos. Para eso existen en el mercado farmacéutico bastantes productos, pero también tenemos una alternativa natural para ello, que es lo que nos gusta de verdad a todos los que creamos esta comunidad ¿o me equivoco?

- Ingredientes necesarios: Miel, cebolla y vino blanco.

1- En una ollita, vertemos medio litro de vino blanco y lo llevamos a ebullición. Mientras tanto, troceamos la cebolla en varios trocitos medianos.

2- Una vez hervido, echamos la cebolla en la olla, la tapamos y dejamos macerar durante un día completo -es lo recomendable, se pueden hacer excepciones-.

3- Al día siguiente, después de haber calentado -sin llevar a ebullición el vino- colamos la cebolla, y en el caldo que ha quedado, vertemos 4 o 5 cucharadas soperas de miel.

Nos vendrá muy bien para revitalizarnos, pues nos limpia las vías respitarias a la vez que nos la suaviza y crea una capa protectora gracias a la miel.

Prevención: Tomar una o dos sesiones de sauna de unos 15 minutos cada una a la semana es una excelente manera de aumentar nuestras defensas y "esquivar" los resfriados.

¡Esperamos tus consejos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!