Remedios caseros eficaces contra la tos seca


La tos suele hacer acto de presencia cuando nuestros pulmones sufren una infección y el organismo actúa eliminando las mucosidades que obstruyen las vías respiratorias. No es algo malo, sino totalmente necesario, aunque los episodios de tos seca que duran demasiado nos indican que algo no está yendo como debería.

Un simple resfriado mal curado puede degenerar en todo tipo de complicaciones y si notas que tienes tos seca no deberías dejarla pasar. Para ello, en el artículo de hoy te vamos a mostrar una serie de remedios caseros, totalmente naturales, que te ayudarán a aliviar tu dolor.

Causas que provocan la tos

Son muchas y muy variadas. La más común es que hayas tenido un refriado y la tos se origine de él. Pero también ciertos hábitos poco saludables, como fumar, provocan o agravan este estado. Y por último, situaciones de alergia o asma, así como efectos secundarios de alguna medicación (sobre todo las que regulan la presión arterial) van a provocar su aparición.

Remedios naturales para la tos seca

Toma bebidas calientes

Cuando la garganta está irritada comienza la tos y nada la alivia más que tomar bebidas calientes, tés, sopas y preparados de limón o menta. Estos últimos son especialmente recomendables, ya que abren los conductos respiratorios y eliminan las mucosidades. También es excelente para el organismo tomar una ducha caliente antes de irte a la cama.

Gárgaras con sal


Hacer gárgaras con sal es muy efectivo para la tos seca y para ello hay que mezclar una cucharada generosa de sal con medio litro de agua caliente. Es un remedio sencillo, económico y efectivo, que puedes tomar sin problemas varias veces a lo largo del día.

Cebolla

Pica fina una cebolla y añádele dos cucharadas de miel. Déjala reposar durante media hora para que se integren los ingredientes y bébetela a cucharadas o a sorbos durante todo el día, a modo de jarabe. No sabe ni huele bien, pero es muy efectiva tanto para paliar la tos seca como para otros síntomas del resfriado.

Uvas

Mejoran la capacidad de nuestros pulmones y actúan a modo de expectorante. Se pueden comer durante el día y al cabo de una o dos semanas comenzarás a notar las diferencias. También puedes beberla en zumo con una cucharada de miel, que es igual de efectivo y además delicioso.

Almendras

Otro excelente remedio natural para acabar con la tos seca. Tienes que coger media docena de almendras y ponerlas a remojar una noche entera. Al día siguiente quítale la piel y machácala hasta formar una pasta, a la que debes añadir una cucharada de mantequilla y otra de azúcar. Mezcla bien y bebe un par de sorbos tres veces al día al menos.

Remedios fáciles y efectivos para calmar la tos naturalmente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!