Cómo eliminar toxinas y mejorar la salud con agua de pera


La pera es una de las frutas más nutritivas, sabrosas y ligeras, por lo que su consumo es adecuado para cualquier edad. Su bajo en contenido en carbohidratos y sodio, y alto en potasio, la convierten en una opción muy recomendada para personas que sufren diabetes, hipertensión y/o enfermedades cardiovasculares.

Las propiedades de la pera son muy variadas: desde combatir los problemas digestivos hasta prevenir la retención de líquidos o eliminar toxinas del organismo, sin olvidar el gran poder hidratante que le aporta el estar compuesta en más de un 80% de agua.

La forma más común de consumirla es entera o en macedonias de fruta, sin embargo, también la podemos emplear para elaborar deliciosos platos o bebidas naturales. ¿Quieres conocer los beneficios que nos aporta beber agua de pera? No son pocos, y aquí te los mostramos:

7 poderosos beneficios del agua de pera para la salud

Limpia los intestinos y previene el estreñimiento

La pera es rica en fibra dietética, lo que nos ayuda a eliminar las toxinas y desechos que se van acumulando en el intestino, ayudándonos a su vez a mejorar el tránsito y prevenir el estreñimiento.

Reduce el colesterol

La pera es también rica en pectinas, un tipo de fibra soluble que captura el colesterol y lo transporta al intestino, donde es expulsado a través de las heces.

Combate la diabetes

Al tener un índice glucémico muy bajo, es muy recomendada para personas con diabetes tipo 1 y 2. Es además rica en zinc y magnesio, minerales que estimulan la producción de insulina, y epicatequinas, poderoso antioxidante con propiedades hipoglúcemicas.

Combate el apetito y sacia

La fibra no sólo nos ayuda a eliminar toxinas y otras sustancias nocivas, sino que además contribuye a la sensación de saciado, ayudando a evitar picar entre horas.

Ideal para bajar de peso


La pera es muy baja en calorías; está compuesta en su mayor parte por agua, carece de sodio en su composición y es rica en fibra soluble, lo que le confiere un gran poder diurético, desintoxicante y adelgazante. Favorece la micción y nos ayuda a sentirnos saciados antes. Un excelente complemento para las dietas de adelgazamiento.

Combate la retención de líquidos, la artritis y la piedras del riñón

La gran propiedad diurética de esta fruta viene determinada en gran parte por la arbutina, una sustancia que encontramos principalmente en su piel y contribuye a eliminar el exceso de líquido en nuestro cuerpo, algo útil no sólo para quien retiene líquidos, sino también para combatir los dolores de la artritis, la gota y prevenir las piedras en el riñón.

Potente antioxidante natural

Nos protege frente al envejecimiento celular prematuro y la acción nociva de los radicales libres sobre el organismo, reforzando así nuestra salud.

Cómo elaborar el agua de pera

Lava bien un par de peras y viértelas (sin el rabo ni los huesos) en un recipiente sin pelarlas. Añade el jugo de un limón exprimido, una cucharada de stevia o miel de abejas y un par de tazas de agua. Mezcla bien los ingredientes con ayuda de una batidora y tómalo a lo largo del día.


Un remedio muy sencillo y saludable que una vez incluyas en tu dieta no vas a querer eliminar nunca más. Fácil, rápido y muy beneficioso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!