Remedios y ejercicios para aliviar el dolor cervical


Si es rara la mañana que no te levantas con dolor de cuello o que acabas el día con dolores cervicales, es el momento de que empieces a tomar medidas para acabar cuanto antes con este problema.

El cuello está formado por músculos, vertebras y nervios que conectan el cerebro con el resto del cuerpo. Es difícil ejercitarlo y se pasa la mayor parte del día sosteniendo la cabeza, que pesa entre 3 y 5 kg, por lo que es muy propenso a las tensiones, la rigidez y el dolor que éstas conllevan.

Entre las causas más comunes que provocan la aparición de dolores cervicales cabe destacar las malas posturas, el uso de almohadas poco apropiadas, lesiones provocadas por movimientos bruscos así como el estrés, origen de un gran número de enfermedades hoy día.

Ejercicios para aliviar el dolor cervical

En estos ejercicios combinaremos los estiramientos y la relajación, para calmar el estrés y la tensión muscular.

- En un lugar tranquilo de la casa, coloca una colchoneta o toalla en el suelo y túmbate boca arriba con los ojos cerrados y los brazos estirados. Lentamente, gira el cuello hacia un lado y hacia otro, haciendo el mismo movimiento que con el "no". Altérnalo llevando tu barbilla al pecho y manteniendo la posición dos segundos. Repite durante 3 o 4 minutos.

- Siéntate en una silla con la espalda bien apoyada y añade el siguiente ejercicio: baja la cabeza al pecho y realiza círculos con la cabeza de manera suave y lenta. Primero a un lado, y luego a otro.

- Este ejercicio es muy útil para estirar bien los músculos y a la vez fortalecer el cuello: simula el movimiento del sí lentamente, llevando la cabeza lo más abajo que puedas, y después hacia arriba, abriendo a la misma vez la boca para llegar más atrás y estirar la musculatura todo lo posible para así eliminar la tensión acumulada.


- Practica yoga: te ayudará a eliminar tensiones, estar más relajado, ganar flexibilidad y fortalecer los músculos de todo el cuerpo. Un deporte muy recomendable.

Remedios para calmar el dolor de cuello

Además de los ejercicios anteriores, puedes complementar tu rutina contra la tensión con los siguientes remedios:

Masaje con romero

El romero posee excelentes propiedades antiinflamatorias y estimuladoras de la circulación, muy útil para reparar los músculos dañados y aliviar dolores cervicales.

Frota la parte trasera de tu cuello de arriba a abajo ejerciendo un poco de presión con la yema de los dedos empapadas en alcohol de romero. Una vez se haya calentado la zona, cúbrela unos minutos con una toalla humedecida en agua caliente con romero.

Remedio de ortigas

La ortiga posee grandes propiedades antiinflamatorias que nos ayudarán a combatir la rigidez y bajar la inflamación de los músculos cervicales, reduciendo así el dolor.

Vierte en un recipiente con agua hirviendo un puñado de hojas de ortiga seca, deja reposar durante cinco minutos, empapa un paño o toalla pequeña en la infusión y colócalo sobre la zona dolorida, dejándolo actuar durante unos minutos.


Por último, recordar la importancia de realizar descansos y estiramientos cada poco tiempo cuando trabajamos frente a una pantalla y evitar las malas posturas cuando nos sentamos. Llevando a cabo estos consejos, reduciremos notablemente las posibilidades de sufrir problemas cervicales frecuentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!