Licuado de remolacha para bajar la presión arterial


Tener la presión arterial alta es un gran riesgo para la salud, ya que aumentan considerablemente nuestras posibilidades de sufrir infartos y otras enfermedades cardiovasculares y/o renales. Llevar una vida saludable, cuidar la alimentación y evitar los malos hábitos se torna imprescindible para prevenir este tipo de problemas.

La remolacha o betabel es una hortaliza muy conocida pero que empleamos poco en la cocina y deberíamos añadir más a nuestra dieta, ya que entre sus propiedades destaca su cualidad desintoxicante del hígado o su poder regulador de la presión sanguínea. Estas grandes propiedades han sido confirmadas recientemente por un nuevo estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Queen Mary de Reino Unido, en el cual durante cuatro semanas se distribuyó a un grupo de 32 personas hipertensas un zumo diario de remolacha. Pasado el tiempo, se pudo comprobar que los sujetos habían reducido su presión arterial en 8/4 mmHg (sistólica/diastólica), habiendo conseguido regular sus niveles a un rango normal.

El origen de este logro lo encontramos en una sustancia muy presente en la remolacha, nitrato inorgánico, que ya en nuestro cuerpo se transforma en óxido nítrico, un compuesto con propiedades relajantes y dilatadoras de los vasos sanguíneos, que contribuye directamente a reducir la presión sanguínea.

Jugo de remolacha contra la hipertensión

Incluir remolacha en nuestra dieta ayuda a reducir la presión arterial eficazmente, ya sea cruda en ensaladas o acompañando a otras comidas, aunque por su mayor concentración, tomarla en jugos caseros en una de las mejores opciones.


Un sólo vaso de zumo de remolacha diario puede ayudarnos a reducir varios puntos nuestra presión arterial. Además, estaremos aportando a nuestro organismo grandes cantidades de vitaminas y minerales muy necesarios para su correcto funcionamiento.

Remolacha y zanahoria

Una combinación muy rica y nutritiva: Pela una remolacha y una zanahoria; pásalas por la licuadora, agrega medio vaso de agua y tómalo al instante. Fácil y rápido.

Remolacha con cítricos

Otra buena opción, además de deliciosa y saludable, es la de mezclar la remolacha con naranja o limón. Para ello no tenemos más que exprimir los cítricos y agregarle el jugo de una remolacha y medio vaso de agua. No hay que endulzar.


Dos buenas opciones para tomar el jugo de remolacha siempre que no suframos de diabetes, ya que la remolacha, por su alto contenido en azúcares, no está recomendada para diabéticos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!