Cómo acabar con la conjuntivitis


Llamamos conjuntivitis a la inflamación o infección de la membrana conjuntiva, la capa más externa que protege nuestros ojos.

Esta afección trae consigo una serie de síntomas que puede incluir picor, inflamación, lagrimeo intenso y/o espeso, así como enrojecimiento del ojo.

Las causas que provocan la aparición de conjuntivitis pueden ser muy variadas, incluyendo alergias, infecciones u otros agentes como el cloro de las piscinas o el propio viento.

Anteriormente ya aprendimos algunos remedios naturales para combatir la conjuntivitis, como la infusión de manzanilla, el agua de eufrasia o el limón. Hoy queremos ampliar esa lista de remedios con algunos más, como siempre económicos y fáciles de preparar en casa.

Remedios caseros contra la conjuntivitis

Agua y sal

Vierte agua en un recipiente lo bastante amplio como para poder introducir la cabeza y agrégale una cucharada grande de sal. Sumerge el rostro en el agua y pestañea varias veces. Repetir dos o tres veces al día.

Compresas frías y tibias

Empapa una compresa con agua fría y otra con agua tibia. Aplícate la primera sobre los párpados y déjala actuar durante cinco minutos. Luego repite el proceso con la compresa tibia. Reduciremos la inflamación e irritación.


¿Te ha parecido interesante la información? ¡Compártela en las redes sociales!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!