Expectorante casero de menta


Tanto si sufres de alergia, resfriado, vegetaciones o cualquier afección de las vías respiratorias, es posible que te cueste respirar con normalidad, ya sea por acumulación de mucosidades o problemas de cualquier otro tipo.

Una de las mejores opciones para abrir las vías respiratorias son los bálsamos o cremas mentoladas que se aplican directamente sobre el pecho. Aunque en el mercado existen numerosos productos que cumplen muy bien con su función, hoy vamos a aprender cómo preparar un expectorante casero de manera rápida y muy sencilla. Los resultados son muy positivos, debes probarlo.

Expectorante casero de menta

- Calentamos al baño maría una cucharada grande (30 gramos) de vaselina, a la que le añadimos 8 gotas de esencia de menta y opcionalmente otras 8 de esencia de salvia. Removemos para mezclar todo bien y lo dejamos reposar en un recipiente cerrado. Podemos empezar a utilizarlo cuando coja consistencia y textura cremosa.

- Nos lo aplicamos directamente sobre el pecho y nos ponemos una prenda encima, para evitar que las emanaciones escapen en cualquier dirección.

Un remedio muy sencillo y altamente eficaz. No dejes de probarlo.


¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo en las redes sociales!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!