Remedios contra las varices

Las varices se dan tanto en hombres como en mujeres, aunque es mucho más acentuado en este último caso. Pero ¿qué son realmente las varices? La respuesta es sencilla, venas superficiales dilatadas, llegando incluso a alcanzar el grosor de un dedo en muchos casos. La causa principal de su aparición es la presencia de coágulos de sangre, que obligan a la dilatación de las venas para evitar una saturación. También puede afectar a su aparición los trastornos metábolicos, la ropa apretada, el exceso de peso y tener un trabajo en el que pasamos gran parte del día de pie. Igualmente, la herencia genética juega un papel importante.


La solución más eficaz para eliminar las varices es someternos a una operación estética, que no todos podemos permitirnos pagar o simplemente no nos apetece meternos en quirófano para eso, así que hoy en soluciones caseras vamos a proponeros algunos remedios y consejos que nos pueden ayudar a paliar sus dolores y disimular las varices. No te los pierdas:


- Remedios naturales - 

- Castaño de indias: Reconocido gran venotónico, una sustancia que aumenta la elasticidad de las fibras de las paredes venosas, lo que contribuye a que las venas recuperen su tamaño original después de sufrir alguna dilatación momentánea.

Tomar una o dos cucharadas al día de extracto de castaño de indias se convierte en una de las mejores opciones para combatir las varices.

- Ortiga blanca: También conocida como ortiga muerta. Esta solución está especialmente indicada para tratar las varices dolorosas.

- Hervimos en medio litro de agua un buen puñado de ortigas, dejamos reposar unos minutos (para que no nos queme) y empapamos un par de paños en la infusión resultante, aplicándolos directamente sobre la zona de la pierna que queramos tratar. Dejamos actuar hasta que empiecen a enfriarse.

- Ungüento de caléndula: Es un remedio que nos puede ayudar a aliviar los dolores rápidamente. Su preparación no es complicada, y nos puede durar varios días.

- Calentamos 250 gramos de manteca (a ser posible de cerdo) en una sartén, junto a un puñado de hojas de caléndula. Vamos removiendo hasta que la manteca haya hervido unos minutos (y haya hecho espuma), y retiramos del fuego, volviendo a removerlo todo una vez más.

- Tapamos la sartén y lo dejamos en reposo durante toda la noche. Al día siguiente volvemos a calentarlo ligeramente (no hace falta que vuelva a hervir), y lo colamos con ayuda de un paño. El líquido resultante lo podemos guardar en frascos de vidrio, y aplicarlo sobre las varices a modo de ungüento, una o dos veces al día. Las hojas de caléndula que se han quedado en el paño, las emplearemos como cataplasma, aplicándola directamente sobre la piel por un periodo de unos 20 minutos.


- Recomendaciones -

- Elevar las piernas siempre que nos sea posible (viendo la televisión, leyendo...). También es muy recomendable el uso de medias especiales para varices. Son fáciles de encontrar en cualquier farmacia.

- Los masajes, la gimnasia y caminar también son buenas maneras de evitar la aparición de varices, ya que fomentamos la circulación sanguínea.

- El consumo de alimentos crudos puede ser igualmente un gran aliado contra las varices.


¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!