Consejos y remedios contra el asma

El asma es una enfermedad crónica consistente en una gran dificultad para respirar (disnea), y que puede extenderse durante varios minutos, horas o incluso días. Las causas que provocan esta dificultad son: la contracción de los bronquios -normalmente a consecuencia de una inflamación de las mucosas- espasmos o una secreción mucosa excesiva.

Entre los factores influyentes, debemos destacar el hereditario, las alergias, infecciones e incluso el estrés, por lo que se hace importante saber sobrellevarlo de manera aún más eficaz si eres asmático. Además, las personas que sufren ataques asmáticos con mucha frecuencia, suelen acabar padeciendo bronquitis crónica.


- Remedios caseros - 

- Tusílago: Esta planta está indicada para todo tipo de problemas respiratorios. Podemos optar por comprar esencia de tusílago y agregar cinco gotas a una infusión (mazanilla, menta o poleo) o vaso de leche caliente, o exprimir directamente las hojas frescas y agregar un par de cucharadas a la infusión, caldo o vaso de leche que nos hayamos preparado.

Otra opción es tomarla como vapores -hervir agua con tusílago, retirar del fuego y con ayuda de una toalla, cubrirnos la cabeza e inhalar los vapores-. También podemos utilizar menta.

- Infusión de limón, cebolla y miel: Hervir en un recipiente una cucharada de miel por dos de jugo de limón y otras dos de cebolla. Es una infusión muy expectorante que nos ayudará a dilatar las vías respiratorias.



- Consejos - 

- Si queremos reducir la frecuencia con la que sufrimos ataques asmáticos, lo más importante es cuidar nuestra alimentación y salud. Podemos comenzar por aumentar el consumo de productos integrales (arroces, cereales, etc.) y la ingesta de verduras crudas (o poco cocinadas).

Algo a tener en cuenta también es reducir el consumo de leche de vaca y sustituirlo por la de cabra, ya que ésta, además de carecer de agentes patógenos alérgicos, es mucho más sana y parecida a la leche materna.

- El ejercicio físico es otra de las variantes a tener en cuenta. En las personas asmáticas, el corazón suele estar debilitado, por lo que practicar deportes y realizar ejercicios aeróbicos que nos fortalezcan este importante órgano puede sernos de gran ayuda. Para esto, lo mejor es consultar con un monitor de fitness titulado y que nos haga un plan de entrenamiento específico.

- El estrés, como ya comenté anteriormente, es una de las causas que más directamente nos puede afectar a la hora de sufrir ataques asmáticos. Es muy importante que dediquemos ciertos momentos del día para relajarnos, tomarnos la vida de una forma más relajada y afrontar los problemas cotidianos con optimismo.

En todos los casos, es muy importante acudir al médico para que nos haga un diagnóstico. Seguiremos ampliando información en futuros artículos, no te los pierdas.


¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!