Existen gran cantidad de medicamentos para combatir este tipo de parásitos intestinales, la gran mayoría excelentes y muy eficaces, además de ser totalmente recomendable acudir a un médico si padecemos este problema. No obstante, existen también una serie de remedios naturales que se han usado durante años y que han sido también bastante eficaces.

Hoy vamos a conocer cuáles son los más destacados y que mejor resultado siguen dando.

Ajo: Probablemente no tenga un sabor demasiado agradable para tomarlo sólo, pero es uno de los alimentos más efectivos que se conocen para acabar con las lombrices.

Machacamos un diente de ajo y le agregamos unas gotitas de agua, para que no quede tan compacto. Con un par de cucharadas soperas al día tendremos suficiente.

Otra alternativa es dejar tres o cuatro dientes de ajo en agua o leche durante toda la noche y tomarla al día siguiente.

Zanahoria: Tomar zumo/jugo recién licuado de esta rica hortaliza fomentará la desaparición de esos desagradables inquilinos de nuestro intestino.

Mora: Se ha podido comprobar que la ingesta diaria de esta fruta también contribuye a la eliminación de las lombrices. Además están muy ricas.

Semillas de calabaza: Son ricas en cucurbitina, aminoácidos con excelentes propiedades antihelmínticas (para combatir parásitos intestinales). Tomar una ración diaria de pipas frescas de calabaza.


¿Conoces algún otro remedio para combatirlas? ¡Esperamos tus comentarios!