Antidepresivos naturales


Denominada por muchos como la "enfermedad de la época moderna", la depresión es una dolencia que afecta a millones de personas en todo el mundo. La mayoría opta por el consumo de medicamentos para intentar encontrar una mejoría, desconociendo que muchos de ellos presentan a su vez contraindicaciones.

Por suerte, tenemos a nuestro alcance una serie de herramientas sencillas y saludables que consideramos son una mejor opción que introducir toda una serie de fármacos en nuestro cuerpo, que van a alterar el equilibrio de nuestro organismo a la par que otros efectos secundarios, como la adicción o una gran somnolencia.

Consejos contra la depresión

Pescado azul y sushi

Estudios ciéntificos llevados a cabo por expertos de todo el mundo han determinado que el consumo regular de ácidos grasos Omega-3 puede ayudarnos a combatir la depresión de manera eficaz y totalmente natural. 

La mejor opción para incluirlos a nuestra dieta es mediante la ingesta de pescados azules como boquerones, sardinas y atún, y pescado crudo como el sushi, ya que éste, al no ser cocinado, conserva intactas sus propiedades.

Meditar

La meditación es una práctica muy antigua que en tiempos recientes se ha demostrado muy beneficiosa para reducir el estrés. Los últimos estudios nos dicen que meditar ayuda hasta a un 50% de los pacientes a superar o paliar esta enfermedad.

Por tanto, tenemos que enfocar nuestros pensamientos en lo positivo y buscar alguna imagen que nos llene de felicidad. Aprender a amarnos mejor a la par que mostramos nuestro afecto, cariño y bondad a los demás, nos hará sentirnos bien con nosotros mismos.

Debemos buscar un lugar donde nos sintamos cómodos y seguros y lograr una atmósfera agradable mediante velas, inciensos y música relajante. Con el tiempo, la meditación se convertirá en un hábito muy saludable de nuestra vida.

Hacer ejercicio

Y no precisamente los más aburridos, puedes practicar el deporte que más te apasione, como el fútbol, el baloncesto o el tenis, o simplemente ponerte a bailar. El ejercicio físico nos va a ayudar a sentirnos más confiados y a superar nuestros episodios depresivos con mayor facilidad.

Otras actividades que nos resulten gratificantes, como pasear en bicicleta o caminar por el campo en un día soleado, son igualmente beneficiosas. Estaremos distraídos y el cerebro hará que mejore nuestro estado de ánimo al liberar endorfinas, que son las encargadas de transmitir la sensación de recompensa y placer.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!