Mascarilla de fresas y miel para pieles grasas


Si tienes la piel grasa, el artículo de hoy va a resultarte muy útil, ya que vamos a aprender a preparar una mascarilla muy efectiva y económica para tratar este tipo de pieles.

No es la primera vez que empleamos fresas y miel para fabricar una mascarilla casera, ya los utilizamos para preparar una mascarilla antiacné hace unos meses. Y es que la fresa, como cualquier cítrico, produce un efecto astringente sobre nuestra piel que nos ayudará entre otras cosas a regular el sebo de nuestro cutis. Si a eso le unimos el efecto exfoliante de sus pepitas y la suavidad e hidratación que nos aporta la miel, podemos concluir afirmando que esta mascarilla es una de las más completas que podemos preparar.

Mascarilla casera para pieles grasas

- Lavamos y cortamos en trozos cinco o seis fresas (preferiblemente maduras). Las machacamos con ayuda de un tenedor y le agregamos tres cucharadas soperas de miel. Mezclamos bien hasta formar una pasta consistente.

- Nos lo aplicamos directamente sobre el rostro con masajes circulares y dejamos actuar durante quince o veinte minutos. Después retiramos con agua fría.

Repetimos este proceso dos o tres veces por semana. ¡Notarás los resultados!


¿Te ha parecido interesante el artículo? ¡Compártelo en las redes sociales!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!