Las ampollas son molestas y dolorosas, pero es el mecanismo de protección que tiene nuestro cuerpo para reparar los daños causados en la piel ya sea por fricción continuada o quemaduras. Se trata de una "burbuja" llena de fluidos corporales, entre ellos líquido linfático que actúan directamente sobre la zona afectada reparando los daños sufridos.

Al ser un mecanismo protector, debemos tratar de evitar que explote, ya que con esto podemos aumentar el tiempo de curación. Hoy vamos a descubrir un par de remedios caseros que nos van a ayudar a disminuir la molestia y el dolor causados por las ampollas, haciendo mucho más relajado y llevadero el tiempo que estemos con ellas.


Remedios naturales contra las ampollas de los pies

Llantén menor: Una buena manera de reducir las molestias causadas por las ampollas y evitar su aparición es colocar unas hojas de esta planta en nuestros zapatos y/o directamente sobre la zona afectada.

Petasita: Al igual que el anterior remedio, las hojas de esta planta nos ayudarán a prevenir y reducir los dolores de las ampollas. Colocamos unas hojas en los zapatos o directamente en la planta del pie.


¿Te ha gustado este artículo? ¡Compártelo en las redes sociales!