Remedios caseros para oídos taponados

La cera o cerumen es una sustancia que segrega nuestro organismo para proteger el oído, por tanto es necesaria. Sin embargo, en ciertas ocasiones se acumula en exceso y puede provocar problemas de audición, por lo que se hace imprescindible disminuir esa capa a niveles adecuados.


Podemos emplear numerosos sprays que venden en farmacias para solucionarlo, u optar por alternativas caseras también eficaces. Importante aclarar que estos remedios sólo se deben emplear para destaponar oídos y siempre y cuando no tengamos perforaciones de tímpano diagnosticadas. Mejor prevenir que curar.


Manzanilla: Hacemos una infusión y nos aplicamos unas gotitas directamente en el oído con ayuda de un cuentagotas -si no tenemos bastaría con empapar un algodoncito y apretarlo para que salgan una o dos gotitas-

Aceite de oliva: Empapar la puntita de un algodón con aceite de oliva e introducirlo en el oído durante todo el día (o toda la noche). Esto hará que la cera se ablande y eliminará el tapón que se ha creado.

 Como ves, son unas soluciones muy económicas, saludables y sencillas de aplicar, además de muy efectivas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!