Remedios caseros para tratar la psoriasis y sus síntomas

remedios para la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel caracterizada por la inflamación, enrojecimiento y desprendimiento continuo de células muertas de la piel. Aunque puede darse en cualquier lugar del cuerpo, es más común que aparezca en la zona del cuero cabelludo, los codos y/o las rodillas.

Aunque hoy día sigue sin haber una solución definitiva para curar esta enfermedad, sí que existen multitud de tratamientos que pueden ayudar a paliar sus síntomas y mejorar el aspecto de la piel de manera notable. En el artículo de hoy vamos a conocer algunas de las mejores alternativas naturales para combatir la psoriasis. Sigue leyendo y no pierdas detalle:

Cómo tratar naturalmente la psoriasis

Ungüento de harina de avena

La aplicación cutánea de la harina de avena es uno de los remedios más sencillos y a la vez efectivos para tratar los síntomas de la psoriasis gracias a su gran poder antiinflamatorio que nos ayuda tanto a aliviar la hinchazón como a combatir el picor y el enrojecimiento.

Vierte harina de avena en un recipiente con agua caliente y remueve hasta formar una pasta más o menos espesa. Aplícala sobre la zona a tratar, deja actuar durante 20 minutos y enjuaga después con agua tibia. Repite el proceso varias veces por semana.

Cataplasma de manzanilla y aguacate

La mezcla de estos dos ingredientes resulta de gran ayuda a la hora de combatir la psoriasis gracias al poder combinado de estos dos fantásticos alimentos. Un remedio altamente hidratante, nutritivo y antiinflamatorio que nos será muy útil para mejorar la salud y aspecto de nuestra piel.


Mezcla pulpa de aguacate con infusión de manzanilla hasta crear una pasta no demasiado líquida. Aplícala sobre la zona a tratar dejándola actuar durante 20 minutos (puedes colocar encima una gasa si es necesario). Enjuaga después con agua tibia y seca bien con una toalla suave. Repite de 2 a 4 veces por semana.

Vinagre de manzana

El gran poder alcalinizante y antibiótico del vinagre de manzana resulta de gran ayuda para tratar todo tipo de problemas cutáneos, tales como psoriasis, eccemas, quemaduras u hongos.


Diluye agua y vinagre de manzana a partes iguales y aplícalo sobre la piel afectada con ayuda de un paño suave. Repite el proceso dos veces al día diariamente hasta que mejoren los síntomas. Puedes combinarlo con cualquiera de los remedios anteriores.

0 comentarios: