Remedios rápidos para acabar con una crisis de estreñimiento

cómo curar rápido el estreñimiento

Conocemos como estreñimiento a la dificultad para evacuar los desechos sólidos de nuestro cuerpo; un problema bastante habitual que puede afectarnos de manera crónica y puntual y que dependiendo de ello deberemos actuar de una u otra manera.

Entre las causas que pueden favorecer una crisis de estreñimiento caben destacar los viajes, las situaciones de estrés, un consumo excesivo de fibra y muy bajo en líquidos, así como cambios en la alimentación. Hacer ejercicio de forma regular, beber al menos dos litros de agua al día así como aumentar el consumo de frutas y verduras resulta clave para prevenir el estreñimiento y disfrutar de una mejor salud intestinal.

Remedios para combatir el estreñimiento

Los remedios que vamos a conocer a continuación están muy recomendados para tratar el estreñimiento ocasional; si tu estreñimiento es crónico también puedes ayudarte de ellos pero deberás cambiar ciertos hábitos y tu alimentación para que ésta se solucione de verdad.

Infusión de sen

Aunque puedes no conocerla, la infusión de sen es una de las recomendadas para tratar el estreñimiento por su gran eficacia, sin embargo no debemos usarla como solución habitual ya que podría irritar nuestro intestino.

Toma una infusión por la noche y otra por la mañana si no ha surtido efecto. Para usar como remedio habitual puedes probar la función de diente de león, que además de ayudarnos con el estreñimiento, favorece la limpieza de nuestro hígado.

Agua marina

El agua del mar contiene todos los minerales que nuestro cuerpo necesita, pero si la consumimos en exceso tiene un efecto laxante casi inmediato, razón por la cual podemos usarla como remedio puntual para tratar el estreñimiento.

agua del mar contra el estreñimiento

Mezcla una parte de agua de mar con dos de agua natural y toma uno o dos vasos.

Cloruro de magnesio

El cloruro de magnesio es un suplemento muy positivo para nuestra salud en general, destacando los grandes beneficios que aporta a nuestros músculos, cabello y visión. Sin embargo, al igual que sucede con el agua del mar, si tomamos una cantidad algo más elevada que lo habitual, conseguiremos un efecto laxante muy rápido.


El cloruro de magnesio se vende en farmacias y herboristerías en formato cápsulas o en polvo para mezclar con agua.

Batido de kiwi, naranja y semillas de lino

Este batido antioxidante es muy rico en fibras y otros nutrientes que nos ayudan a limpiar el colon y regular el tránsito intestinal, especialmente si lo tenemos cada día en ayunas.

Exprime una o dos naranjas y vierte su zumo junto con la pulpa en un recipiente. Añade a continuación un kiwi pelado y una o dos cucharadas de semillas de lino. Bátelo todo y tómalo cada mañana en ayunas.

0 comentarios: