Cómo curar la rinitis alérgica de forma natural

remedios contra la rinitis

La rinitis alérgica es un problema que afecta a una gran parte de la población mundial. Este trastorno viene caracterizado por la inflamación de las mucosas nasales, lo que trae consigo congestión, picores, estornudos y dificultad para respirar, entre otros.

La rinitis alérgica comienza con un agente patógeno que suele ser polvo o polen que inhalamos y al entrar en nuestro cuerpo éste actúa defendiéndose con reacciones como la de inflamar las mucosas nasales y evitar con ello que esos agentes que nuestro organismo considera peligrosas sigan entrando.

Aunque la rinitis puede aparecer junto con un resfriado o gripe, la rinitis alérgica no necesita de ellos para hacerlo, ya que está relacionada directamente con la época de floración, razón por la cual es muy común que aparezca para todo el que la sufre, en la misma época del año.

La forma más eficaz de combatir la rinitis alérgica es saber que la causa y eliminar, en la medida de lo posible, el patógeno que la provoca. Una vez hayamos resuelto eso podemos centrarnos en los remedios para reducir los síntomas que la acompañan y que vamos a conocer a continuación:

Remedios para aliviar la rinitis alérgica

Miel, vinagre y limón

La combinación de estos tres ingredientes resulta muy beneficiosa para paliar los síntomas de la rinitis gracias a su gran poder antibiótico y antihistamínico que nos ayudará tanto a desinflamar las mucosas como aliviar la congestión de forma sencilla y efectiva.

Mezcla en un vaso de agua tibia una cucharada de miel, dos de vinagre de manzana y otras dos de jugo de limón. Toma un par de vasos diarios.

Infusión de ortiga

La ortiga es un poderoso antiinflamatorio y antihistamínico natural que puede ayudarnos a combatir los síntomas de la rinitis de una forma muy fácil y eficaz. Consumiendo una taza cada día verás como el goteo, los estornudos y el picor se alivian notablemente.

remedios para curar la alergia

Preparar la infusión es tan sencillo como verter en una taza agua hirviendo y añadir un puñadito de ortigas secas. Deja infusionar durante 10-15 minutos, endulza con miel y toma una o dos tazas al día.

Inhalar vapores

El eucalipto es una planta con grandes propiedades expectorantes que nos ayuda a despejar las vías respiratorias y reducir la inflamación de las mucosas, por lo que resulta de gran ayuda a la hora de tratar todo tipo de problemas respiratorios, incluida la rinitis.

Tienes dos opciones: Hervir un puñado de hojas de eucalipto en una olla con agua y hacer inhalaciones cubriendo tu cabeza con una toalla para concentrar los vapores o calentar agua y añadir 5 gotas de aceite esencial de eucalipto y otras 5 de menta.

0 comentarios: