Cómo calmar la tos y arrancar la infección de la garganta


La irritación de las vías respiratorias, provocada la mayor parte de las veces por un resfriado o la gripe, es el origen principal de la aparición de la tos, un mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo que puede resultar de lo más molesto en ciertas ocasiones.

Aunque la tos es necesaria en muchas ocasiones, como cuando se nos atasca algo en la garganta que nos impide respirar, lo cierto es que son muchas las ocasiones en las que la tos se convierte en una verdadera pesadilla que no nos deja dormir y nos raspa la garganta llevándonos a la desesperación. En el artículo de hoy vamos a conocer varios remedios que nos ayudarán a acabar con la tos de forma fácil y natural. Sigue leyendo y toma nota:

Mejores remedios contra la tos

Jarabe de miel y limón

Pocas combinaciones existen para combatir la tos que la de miel y limón, ya que mientras que el cítrico nos ayuda a arrancar la infección de la garganta, la miel colabora suavizándola, lo que resulta muy útil para frenar la tos.

Mezcla el zumo de un limón y una cucharada de miel. Toma 3 veces al día.

Infusión de anís y miel

El anís es un remedio muy eficaz para acabar con el dolor de garganta y la tos. Puedes consumir esta infusión hasta 3 veces al día y lo más caliente posible (lo que aguantes sin quemarte).

Vierte en un recipiente un puñado de anís normal o estrella y agua. Deja hervir durante 4 minutos, deja después reposar durante otros cuantos más, cuela y endulza con miel.

Té de higos

Los higos son unos alimentos muy nutritivos y con grandes propiedades para la salud. Un remedio muy eficaz para tratar todo tipo de dolencias que se consume desde hace siglos.


Pela tres higos y colócalos en un recipiente con agua. Deja hervir durante 10 minutos, deja que repose unos cuantos más, añade un poco de miel, remueve y tómalo lo más caliente posible. Toma una taza por la mañana y otra por la noche.

Infusión de canela y jengibre

La combinación de canela, jengibre y clavo de olor resulta de gran ayuda para eliminar las bacterias que se acumulan en nuestras vías respiratorias y que originan la tos, por lo que se erige como un remedio altamente eficaz para combatir este problema.

Vierte en un recipiente una cucharadita de jengibre rallado, una de canela en polvo y otra de clavos de olor. Añade agua y deja hervir durante 5 minutos. Deja reposar otros 5 más, cuela y endulza con miel. Bebe hasta dos tazas al día.

0 comentarios: